Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de julio de 2020
  • Actualizado 09:25

Sector ve retroceso e incompetencia en decisión de fusionar el Ministerio de Culturas y Turismo

Este medio publicó una nota en diciembre del año pasado, en el que artistas y gestores vieron la creación de esta cartera como uno de los logros de la era masista.

El stand del Ministerio de Culturas y Turismo en la FIL de La Habana en 2019.    FUENTE: MCYT
El stand del Ministerio de Culturas y Turismo en la FIL de La Habana en 2019.    FUENTE: MCYT
Sector ve retroceso e incompetencia en decisión de fusionar el Ministerio de Culturas y Turismo

La decisión por parte del Gobierno de anexar el Ministerio de Culturas y Turismo, junto al de Deportes, al de Educación para “ahorrar” gastos y dirigirlos a la lucha contra la pandemia del COVID-19 generó un rechazo inmediato en el sector cultural que se pronunció a través de sus redes, denunciando un retroceso de desarrollo y falta de competencia por parte del Estado.

“Las acciones del Gobierno transitorio implican un gran retroceso, tangible y simbólico para el país. No queda ninguna duda: el Gobierno transitorio tiene muy poca idea de cómo gobernar, improvisa visiblemente la gestión pública, se atribuye una representatividad política que está lejos de tener, y está, como el Gobierno anterior, traspasado de corrupción”, escribió en una publicación el escritor Sergio Antezana.

La cartera de Culturas fue creada en 2009, teniendo como primer ministro a Pablo Groux. En 11 años de funcionamiento se creó el proyecto editorial de la Biblioteca del Bicentenario, el canal de televisión TV Culturas, los premios Eduardo Abaroa y se promulgó la Ley de Cine y Audiovisual, aún pendiente en su reglamentación. En una nota publicada por este medio en diciembre (https://www.opinion.com.bo/articulo/cultura/luces-sombras-area-cultural-era-masista/20191130221910739143.html) artistas, gestores y productores resaltaron la creación del Ministerio de Culturas, como uno de los mayores aciertos de la era masista.

“La creación del Ministerio de Culturas fue el resultado de largos años de lucha desde la sociedad civil. Un momento decisivo se vivió con el movimiento para seguir sembrando, para seguir soñando, en los años 90. Documentos, interpelaciones, articulación, alianzas, toma creativa y festiva del Palacio Legislativo... Se hizo olas y finalmente se adoptó lo de Culturas, así en plural, y hubo ministerio. A ver si entiende, señora #Presidenta, que no puede, no debe borrar de un plumazo lo que a usted no le costó nada de nada. #indignaciòn”, publicó en su cuenta de Facebook la crítica de teatro Mabel Franco.

Otro punto en el que más concuerdan los posts de indignación y rechazo es en la competencia que tiene el Gobierno transitorio para “fusionar ministerios”. “"Una cosa es revisar gastos innecesarios y otra cosa muy distinta es meterse con temas que tienen que ver con un programa de Gobierno, reformas del Estado, que deben realizarse luego de una elección. Se vota para eso. Faltan 3 meses máximo para elecciones. Triste lo de Culturas", apuntó el músico Grillo Villegas.

Por otra parte, algunos piensan que el Ministerio era “ineficaz” y los logros conseguidos en el ámbito cultural no fueron resultado de las autoridades, sino de los mismos artistas, como refiere un comentario del miembro de la banda de rock Alcoholika: “Sinceramente, con ministerio o sin ministerio el sector artístico va seguir pataleando en lo mismo, sin ir atrás ni adelante ya que no hay gente capacitada o metida en el tema artístico en este exministerio, o sea ni un artista con noción de que se necesita. Si van a pedir que se restituya este Ministerio va tener que ser de la mano de otra gente, en sí de artistas metidos en el tema, gente con noción en turismo, arte, música etc. para que puedan guiar y señalar claramente que hace falta para nuestro sector”.

Como respuesta, en un tuit, la presidenta Jeanine Áñez dijo que el arte y la cultura se impulsaría desde el Ministerio de Educación. “Además, seguiremos con los programas vigentes y abriremos nuevos para sostener arte y cultura en la pandemia”, concluyó.