Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de febrero de 2020
  • Actualizado 13:49

DE 20 MILLONES DE BOLIVIANOS EN 2019 A 9 MILLONES EN 2020

Secretaría de Cultura ve reducido su presupuesto a menos de la mitad

La conclusión del Centro Cultural Bicentenario y la recuperación de la Coronilla son algunos de los proyectos. En la Gobernación contarán con 200 mil bolivianos para el área. 

Interior de la Gobernación de Cochabamba, que se transformará en la Casa Departamental de las Culturas. NOÉ  PORTUGAL
Interior de la Gobernación de Cochabamba, que se transformará en la Casa Departamental de las Culturas. NOÉ PORTUGAL
Secretaría de Cultura ve reducido su presupuesto a menos de la mitad

La Secretaría de Cultura de Cochabamba contará este 2020 con un presupuesto de casi nueve millones de bolivianos, monto que se ve reducido a menos de la mitad de la anterior gestión cuando se le asignó 20 millones de bolivianos, informó José Heresi, director de Patrimonio y Servicios Culturales. 

La situación se agrava aun más, cuando se toma en cuenta que desde este 2020 la Dirección de Turismo está anexa a la Secretaría de Cultura, compartiendo el mismo presupuesto. De esta manera, cultura y turismo llegarían a un 0.52% del POA proyectado por la Alcaldía.

“Cada año hay una reducción de presupuesto. No se debe solamente a una política más austera, la recesión toca a la población y a los gobiernos. Todos los proyectos se hacen en base a las actividades de recaudación del Gobierno Autónomo Municipal. Hay factores externos que nos impiden tener más fondos para el desarrollo cultural”, justificó Heresi, recordando también que el POA general del municipio de Cochabamba sufrió un recorte de 70 millones de bolivianos, por “una reducción de las regalías del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

PROYECTOS La actividad que requerirá mayor inversión, según Heresi, son las efemérides desde agosto hasta septiembre, que incluyen eventos conmemorativos gratuitos para las fechas patrias de Bolivia y Cochabamba.

Por otro lado, en abril se espera entregar el Centro Cultural Bicentenario, una remodelación del excolegio Mejillones y que se viene trabajando desde septiembre. Se trata de 20 espacios o salas emplazadas en un terreno de dos pisos de 1.600 metros cuadrados, destinados a las artes plásticas, escénicas y una de proyección de cine.

Este año se empezará el plan de recuperación de la colina de San Sebastián de la Coronilla. El plan de acciones contempla construir un museo histórico que recuerde la gesta del 27 de mayo de 1812, salas de exposición y un anfiteatro dedicado, mayormente, a escenificaciones mensuales. 

“Pensamos en un rescate integral: valorizar ese lugar mágico y principalmente histórico. Apostamos a que se convierta en un polo turístico interdepartamental e internacional, que permita un movimiento económico y cultural considerable”, refirió Heresi. 

Parte del presupuesto se destinara al mantenimiento de casonas y salones de exhibición, como son la Casa Museo Martín Cárdenas, el teatro al aire libre Ulises Hermosa, los teatros Adela Zamudio y José María Achá, las casonas Santiváñez y Mayorazgo, y el salón Gíldaro Antezana. Este fondo se lo emplea anualmente; sin embargo en las gestiones 2017 y 2018 no se las realizó, causando deterioro en los espacios.  Fue retomado el año pasado, demandando un costo de 900 mil bolivianos.

El Carnaval de la Concordia es otra de las actividades que concentra la mayor cantidad de fondos con 322 mil bolivianos, utilizados desde el lanzamiento hasta la última actividad en El Pueblito el 22 de marzo, contemplando contrataciones a “servicios artísticos, sonidos, compra de poleras, equipo de sonido y apoyo de refigerios”.

Otras actividades que demandan inversión son la promoción artística y difusión cultural. 

“Tenemos que apostar por la creatividad. Pensar en actividades que no demanden tantos recursos económicos, sin dejar de lado el progreso cultural y sin descuidar la difusión y promoción artística que es nuestro principal trabajo. Existen herramientas que nos van a ayudar a solventar los eventos”, comentó Heresi frente al recorte de presupuesto. 

GOBERNACIÓN Por otra parte, a nivel departamental, la Dirección de Culturas y Turismo contará con un presupuesto de 450 mil bolivianos, más otros 600 mil extras dirigidos a la transformación del edificio de la Gobernación de la plaza 14 de Septiembre, en el centro Casa Departamental de las Culturas. 

El director de esta sección, Diego Ovando (quien además tendrá su primer año como director), explicó, que del monto mencionado, 250 mil son para turismo y los otros 200 mil para patrimonio y cultura. 

De esa última cantidad 40 mil bolivianos son proyectados para promoción y apoyo artístico, para “aquellos artistas que se presenten en la Gobernación”, aclaró Ovando. 

De la misma manera, se buscará difundir y potenciar las culturas comunitarias: “aquellas de regiones distantes que presentan un conjunto de costumbres, artesanías y gastronomía” que debe ser difundida. 

Otro concepto que se busca introducir es el de bioculturas; es decir los “patrimonios naturales” que tienen uso social y, se espera, atraiga un “importante flujo turístico”. 

La gran apuesta desde la Dirección de Culturas para este año es la Casa Departamental de las Culturas. Según explica Ovando, el edificio de la Gobernación se reformará para albergar tres salones de exposición de artes plásticas (tanto patrimoniales como de nueva producción); una concha acústica movible para músicos y conciertos; una sala dedicada a la literatura para presentaciones de libro y conversatorios; y un teatro para las artes escénicas. 

La apertura de este nuevo centro será “paulatina y modular, para ir equipando cada espacio con los recursos técnicos”. De esta manera, la primera versión se entregará entre la primera y segunda semana de febrero. 

En cuanto a turismo, se apostará por socializar e introducir el llamado “turismo comunitario”. Se trata de una gestión donde los protagonistas son los mismos habitantes de diversas regiones, quienes explotan su propio valor turístico.