Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Seis reliquias para no perderse en la Larga Noche de los Museos

Visitantes en el Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny. ARCHIVO- NOÉ PORTUGAL
Visitantes en el Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny. ARCHIVO- NOÉ PORTUGAL
Seis reliquias para no perderse en la Larga Noche de los Museos

La tradicional Larga Noche de los Museos, que se celebra cada año por el Día Internacional del Museo, incluye en su programa de recorrido 18 espacios culturales o reservas de patrimonio, de los cuales recomendamos especialmente siete que por diferentes razones adquieren un sentido especial o suelen pasar desapercibidos. 

Todos los museos a cargo de la municipalidad (las casonas Santiváñez y Mayorazgo, la Casa Museo Martín Cárdenas o los salones de exposición, entre otros) abrirán sus puertas hasta las 22:00 horas, así como otros privados, como el Centro Simón I. Patiño o Fearless; mientras que el Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny atenderá hasta las 20:00. 

La Alcaldía dispondrá de buses que saldrán cada media hora, a partir de las 18:00, desde la Casa de la Cultura (avenida 25 de Mayo esquina Heroínas), para llevar a los visitantes a los espacios más lejanos, como son el Museo Chinchiri o el proyecto mARTadero. Del mismo modo y a la misma hora, partirán rutas peatonales por el centro histórico de la ciudad. Los recorridos serán guiados y gratuitos.

PINTURAS COLONIALES Y REPUBLICANAS DE SANTIVÁÑEZ

Son pocos los espacios que se extienden para conocer la historia pictórica de la ciudad, uno de esos escasos es la Casona Santiváñez (calle Santiváñez entre Junín y Ayacucho). Se pueden apreciar desde los cuadros coloniales del representativo Melchor Pérez de Holguín (1660-1732), hasta los de principio de siglo XIX de José García Mesa (1849-1904) que enseñan el paisaje urbano cochabambino de la transición hacia el siglo XX.

COLECCIÓN PALEONTOLÓGICA DEL MUSEO D’ORBIGNY

Después de los conflictos que sufrió y sufre por su traslado, es motivo de alegría que este repositorio de fauna, flora y fósiles vuelve a estar abierto, tras dos años de inactividad. Cuenta con más de 18 mil muestras paleontológicas de seres que vivieron en los mares cochabambinos hace 470 millones de años, como la huella del artrópodo Cruciana, fósil descrito por el mismo d’Orbigny y dedicado a Andrés de Santa Cruz.

ESTILO DE VIDA DEL CLAUSTRO DEL SIGLO XVIII

El mayor atractivo del Museo Convento Santa Teresa (calle Baptista esquina Ecuador) es su experiencia inmersiva en la cotidianidad y vivencia diaria de las beatas que vivieron en esta edificación colonial erigida en 1760 y que tenía por objetivo albergar a las religiosas de la orden de las Carmelitas Descalzas. Vestimenta, muebles, objetos, libros y la narración de sus rituales enriquecen el recorrido.

MURALES DE ARTURO REQUE MERUVIA

Tres murales del icónico pintor cochabambino Arturo Reque Meruvia (1909-1969) que exceden los tres metros de ancho y los dos de altura se emplazan en el Salón Rojo del antiguo edificio de la Gobernación, hoy Casa Departamental de las Culturas (plaza 14 de Septiembre). Son piezas patrimoniales, catalogadas por el Ministerio de Culturas, que recrean las batallas de Aroma, Hamiraya y Heroínas de la Coronilla de la Independencia. 

LOS INSTRUMENTOS GAMBOA

La muerte el pasado abril del luthier René Gamboa a los 83 años recordó su importante legado en el país en la fabricación de charangos y guitarras. Su proyecto, Industrias Gamboa (avenida Huayna Kapac y 27 de Mayo), se ha convertido ahora en un museo en el que se exhiben mandolinas, charangos y cualquier otro instrumento de cuerda que el artesano creó a lo largo de 65 años.

LA MEDICINA MILENARIA DEL FRANCISCO VIEDMA

El Museo de Historia de la Medicina Francisco Viedma (calle Venezuela esquina Oquendo) se erigió en 1996 por el doctor Luis Quiroga con el apoyo de la Academia Boliviana de Medicina. Entre sus más de 1.000 objetos que exhibe, se puede encontrar un equipo de rayos x de 1950 o una botica con objetos de la primera farmacia de Cochabamba de 1810.