Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 15:24

CRÍTICAS NO SE HACEN ESPERAR

El recorte en cultura crea polémica en el país frente al gasto en seguridad

La supresión de Culturas llega en un momento en que esta cartera era criticada por falta de apoyo al sector cultural y turístico del país tras más de dos meses de inactividad por las restricciones debido al estado de emergencia sanitaria
Una imagen de la fiesta de Gran Poder en La Paz. EFE
Una imagen de la fiesta de Gran Poder en La Paz. EFE
El recorte en cultura crea polémica en el país frente al gasto en seguridad

La supresión de tres ministerios para destinar más recursos en salud centra este viernes el debate político en Bolivia, en especial por la polémica sobre la eliminación de la cartera de Culturas, mientras transcienden aumentos en gastos de seguridad.

Deportes y Culturas se incorporan a Educación, mientras que Comunicación pasa a Presidencia, reduciendo de 20 a 17 los ministerios para ahorrar recursos y aumentar fondos especialmente para combatir el coronavirus SARS-CoV-2, según la presidenta Jeanine Áñez.

"Se impulsará arte y cultura desde el Ministerio de Educación. Además, seguiremos con los programas vigentes y abriremos nuevos para sostener arte y cultura en la pandemia", escribió Áñez en Twitter, mientras en redes sociales proliferan críticas especialmente por la supresión del Ministerio de Culturas y Turismo.

Uno de los más críticos es el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, que denuncia que el recorte, que supone además otras medidas como cerrar las embajadas de Bolivia en Irán y Nicaragua, se debe a exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) por créditos concedidos al Ejecutivo transitorio de Áñez para afrontar la emergencia sanitaria por la COVID-19 y una serie de bonos sociales que ha puesto en marcha.

El FMI ha destinado 327 millones de dólares al país, que ha recurrido también a otras entidades como el Banco Mundial, que ha autorizado 170 millones, para el gasto por esta emergencia y para esas ayudas sociales, cuyo Gobierno interino niega que estos créditos estén condicionados a que aplique una serie de recortes. 

CRÍTICAS POR LA SUPRESIÓN DE CULTURAS

"No hay duda de que el Gobierno de facto sigue la receta del FMI con el neoliberalismo: achicamiento del Estado", publicó Morales en Twitter.

"Las culturas son el alma de nuestro Estado Plurinacional, no son un lujo ni un gasto superfluo", denunció en esta red social Luis Arce, candidato electoral del MAS, después de que Áñez anunciara que eliminará "gastos absurdos que inventó el MAS” durante el anterior Gobierno.

"Bolivia sin cultura es como una persona sin alma", advirtió el expresidente boliviano Jorge Quiroga, candidato de la alianza Juntos 21 para las elecciones aún sin fecha en Bolivia.

La supresión de Culturas llega en un momento en que esta cartera era criticada por falta de apoyo al sector cultural y turístico del país tras más de dos meses de inactividad por las restricciones debido al estado de emergencia sanitaria y decisiones como flexibilizar la cuarentena para la asistencia a templos religiosos, luego revocada, mientras siguen prohibidos cines o teatros.

La cuarentena se ha flexibilizado en parte de Bolivia desde el pasado lunes, en un intento de reactivar la economía, pero sigue estricta en regiones más golpeadas por el coronavirus, que ha provocado 415 fallecidos y 12.245 contagiados en el país, de unos once millones de habitantes, según datos oficiales.