Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:29

“SOY JOSÉ MAMANI”

Rechazo de raíces indígenas en jóvenes se refleja en obra

El actor Raymi Vidaurre interpretando a José Mamani.
El actor Raymi Vidaurre interpretando a José Mamani.
Rechazo de raíces indígenas en jóvenes se refleja en obra

La búsqueda de identidad, el avergonzamiento de las raíces indígenas y la necesidad de pertenecer a un grupo social son temas latentes en la juventud latinoamericana. Estas preocupaciones son reflejadas en la pieza teatral “Soy José Mamani”, que se presentará mañana, a las 19:30 horas, en la Escuela de Arte y Talentos (avenida Santa Cruz casi puente Antezana). 

La trama sigue al protagonista José Mamani (interpretado por Raymi Vidaurre), un joven de 17 años descendiente de aymaras establecido en la ciudad, quien en una sesión con su psicóloga (Dayana Andrade Rocha) se plantea una y mil veces cuál es su identidad. No está interesado en honrar la cosmovisión indígena o seguir las creencias y  prácticas de sus padres, sino que sueña y pelea por pertenecer a un grupo de personas que lo admiren por su aspecto físico y sus hábitos de consumo.

El director de la obra (escrita originalmente por el chileno Fernando) , Wiler Vidaurre comentó que vio la pieza por primera vez en un festival de teatro en Iquique, Chile.

“Vi la presentación y dije  esa es una realidad que se vive en Bolivia. Hablando con el director y otros colegas peruanos concluimos que el tema afecta a todo el hito tripartito, que tiene una fuerte influencia aymara y este fenómeno de la masiva migración campo-ciudad”, comentó Vidaurre. 

Explicó que existe una especie de red entre los artistas escénicos de la zona sur del continente que han decidido llevar a cabo una dinámica denominada “la dramaturgia del otro”, en la que liberan los derechos de sus obras para que pueda ser adaptada y presentada en otros países. 

Más allá de reflexionar sobre la preservación cultural y mantener vivo los saberes ancestrales, “Soy José Mamani”, reflexiona sobre una juventud alienada en la que el valor del otro se mide a través de la importancia del apellido y la pertenencia a ciertos grupos elitistas. 

Raimy, hijo de Wiler y quien encarna al protagonista, contó que vivió una experiencia similar en carne propia. “Existe un rechazo general hacia lo andino e indígena, vales lo que vistes, lo que posees y mejor si es de marca. Creo que es un llamado a revisar nuestros propios valores”, comentó. 

La obra será llevada al Festival Latinoamericano de Teatro Independiente Ensueños (FELT), que se llevará a cabo del 17 al 20 de octubre en Buenos Aires, Argentina, con dos funciones: el viernes 18 y el domingo 20. Vidaurre accedió al evento a través de una convocatoria. Compartirá escenario junto a elencos argentinos, brasileños, uruguayos y peruanos. 

También ha recibido invitaciones para ser presentada en Santa Cruz y en el festival  de Icó en el estado de Fortaleza, Brasil. 

“Soy José Mamani” está basada en un libro escrito por Ana María Pavez, editado y difundido por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. La filósofa chilena Soledad Lagos comentó sobre la obra: “Se debe promover una difusión responsable en colegios y universidades. José Mamani constituye un aporte a la comprensión de nuestra diversidad como nación, pero también entrega formas de tender puentes entre sujetos globalizados que habitan regiones específicas y que debiesen entender su pasado, para proyectar su futuro desde su presente”. 

La Escuela de Arte y Talento fue fundada por Wiler Vidaurre en el 2000.  Teniendo como base el teatro social, gestiona encuentros y festivales a nivel nacional e internacional.