Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 00:47

La razón por la que Dylan, Fleetwood Mac y otras estrellas vendieron los derechos de sus catálogos

El cantautor Bob Dylan en concierto. EFE
El cantautor Bob Dylan en concierto. EFE
La razón por la que Dylan, Fleetwood Mac y otras estrellas vendieron los derechos de sus catálogos

Artistas como Bob Dylan, Stevie Nicks y Dolly Parton generaron controversia por las recientes ventas de sus catálogos musicales a grandes discográficas como Universal, Hipgnosis y Primary Wave Music. La pandemia del coronavirus ha golpeado al sector de manera incomparable y con empresas como Spotify y Youtube, que no suelen ser redituables para los músicos, estos han decidido ceder los derechos de sus catálogos por montos exorbitantes.  

Diciembre del año pasado comenzó con una noticia de gran repercusión en la industria discográfica: Universal Music Publishing Group (UMPG) anunció la adquisición del catálogo de canciones de Bob Dylan. “El (contrato) más significativo del siglo y uno de los más importantes de siempre”, como lo definió la firma, abarca más de 60 años de carrera. Se compone de 600 canciones, entre las que se encuentran icónicas piezas como “Like A Rolling Stone”, “Blowin’ In The Wind” y “All Along The Watchover”.

Días previos, trascendió un acuerdo entre Stevie Nicks y PWM, valuado en 100 millones de dólares. En el mismo, la compañía adquirió los derechos de autor de publicación de gran cantidad del catálogo de la artista, entre los que se encuentran hits como “Dreams” de Fleetwood Mac y “Edge of Seventeen”, de su carrera solista.

El streaming no paga

Al día siguiente del millonario acuerdo comercial de Dylan, David Crosby disparó directamente contra los servicios de streaming. En una serie de tuits, el ex Byrds describió su situación, frente a una duda de un seguidor en Twitter: “Yo también estoy vendiendo el mío (su catálogo). No puedo trabajar... y el streaming robó el dinero de mis grabaciones. Tengo una familia y una hipoteca, y debo cuidarlos, así que es la única opción. Asumo que a los demás les debe pasar lo mismo”. 

Consultado en una entrevista con Rolling Stones, por si su venta estaba valuada en cifras similares a las de Dylan, aclaró que no hay “ni una chance de que sea así” y continuó: “Los servicios de streaming no nos pagan por nuestros discos, y la COVID-19 ha cortado todo trabajo en vivo”, dichos que se encuentran en sintonía con lo recientemente declarado por Gary Numan. Otro seguidor hizo alusión a que Dylan estaba “protegiendo su legado” con dicha acción, a lo que Crosby respondió: “No. Él está obteniendo su dinero para retirarse”.

Indudablemente, el contexto es caótico para la industria musical, que cada vez se jacta por la transmisión por streaming, pero olvida al artista, sea de larga y exitosa trayectoria o no. Según muchos de los artistas mencionados, una de las salidas a esta crisis es retomar los conciertos en vivo, mismos que están condicionados a la efectividad de la vacuna este 2021 y que parece avanzar lentamente.