Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 10 de agosto de 2022
  • Actualizado 17:18

Proyecto toma espacios públicos para hacer escenarios de arte

La iniciativa Cuidadanía Creactiva ya ha montado obras en la plaza de San Sebastián, la plaza de la Capilla de la Merced y el mercado La Pampa. 

Las clowns que interpretan la obra “Pequeñas historias del mercado” en La Pampa.  MAURICIO ALIAGA
Las clowns que interpretan la obra “Pequeñas historias del mercado” en La Pampa. MAURICIO ALIAGA
Proyecto toma espacios públicos para hacer escenarios de arte

El arte se socializa y democratiza con las obras de arte del proyecto Cuidadanía Creactiva, montadas en ciudad abierta y donde las calles y sus diferentes elementos, como la misma población que los habita y utiliza, se convierten en el decorado del escenario. La iniciativa fue diseñada a finales del año pasado y busca montar piezas escénicas en lugares públicos de la urbe, a partir de las propias dinámicas de estos y su inherente atmósfera. 

El circuito, pensado por el proyecto mARTadero y Fundación Imagen, fue seleccionado para recibir el fondo DAC: Diálogo y Apoyo Colaborativo de la Cooperación para el Desarrollo de la Embajada de Suiza en Bolivia. Sus creadores apuntan a su objetivo principal el “posicionar nuevos modos de hacer y ser en sociedad en torno al cuidado y a la creación de bienes comunes (organización social, infraestructura urbana y ambiental, circuitos económicos en flujo)”.

Las producciones artísticas fueron realizadas a partir de las tres áreas escénicas que se desarrollan desde el mARTadero: danza, teatro y música, que actuaron en colaboración con distintas organizaciones o colectivos artísticos para realizar sus propuestas, como la Batucada FEM, Diversa Cochabamba o El Milagro Verde, entre otros. De esta manera, se escogieron los espacios públicos de la plaza de San Sebastián, la plaza de la Capilla de La Merced (zona Sarco) y el mercado La Pampa. 

“El lugar es el punto de partida de la creación escénica, así que es importante dialogar con el lugar antes de iniciar la creación. Es por ello que la elección del lugar se basa en la ‘potencialidad escénica’ con la que cuenta, no creamos y después elegimos el lugar, al contrario, partimos del lugar sin ánimo de reconfigurarlo ni transformarlo, solo dialogar con el espacio mediante la creación escénica”, comentó Jorge Alaniz, el ideador de Cuidadanía Creactiva. 

OBRAS QUE RECORREN Y DESCUBREN LA CIUDAD

El circuito comenzó el 25 de mayo con la presentación musical “Entre flores de fuego” de la rapera de Tiquipaya Kanto Tika Niña, reconocida por sus contestarias letras de protesta y crítica social, en la plaza de San Sebastián. Después, el 5 de julio el colectivo teatral Pujllana, último ganador de la categoría Teatro en el género comedia del Premio Eduardo Avaroa, llevó adelante la obra “Pequeñas historias del mercado” en el centro de abasto La Pampa. A través de tres payasas, se contó en clave de humor las historias cotidianas de los consuetudinarios habitantes del mercado.

Finalmente, el grupo de danza Retina, el colectivo más joven de este trío, montó la pieza de baile “Inter fe herencias” el 18 de junio en la plaza de la Capilla de La Merced. Con la participación de los artistas Al Vicho (visuales), Ozzy Mutante (espacio sonoro) y Mijail Orgaz (soporte técnico) y de las bailarinas Mariana Jaldín y Malala Sanz se propuso un mundo virtual en un lugar sacro. A través de una instalación/performance se exploró la relación entre nuevas tecnologías y cuerpo. 

De acuerdo a los organizadores, se intervendrán otros tres espacios más para las siguientes coproducciones que aún no se tienen definidos, pero que se mantendrán con la misma lógica de ser (re)utilizados por su capacidad dinámica y valor inherente. Existen fechas tentativas de estreno para agosto y octubre, mes en el que concluirá el circuito con un festival.

Alaniz apuntó el interés que causa los tres primeros lugares por su “potencialidad escénica”, cargados de una riqueza narrativa, de elementos y de disposición de espacio. “Por ejemplo, en La Pampa encontramos mucho esta potencialidad porque el teatro existe mientras sucede y el mercado es un espacio caótico e inmediato, puede suceder cualquier cosa de manera impredecible. Con la obra que presentamos estábamos disponibles a todo lo que tenía o podría suceder, era parte de la pieza. Personal de seguridad se sentó a ver la obra, lo que nos causó gracia porque pensábamos que nos iban a botar. En uno de los espectáculos se metió una carretilla con planos en plena puesta en escena, pero las actrices estaban capacitadas para trabajar con eso, esa inmediatez y espontaneidad que puede suceder es a lo que llamamos potencial”, explicó. 

En cuanto a la obra de danza “Inter fe herencias”, el grupo de trabajo buscaba un espacio ideal de proyección de imágenes, por lo que el manto blanco que envuelve a la capilla se tornó en una única oportunidad. Mientras que para el concierto de la Mc Kanto Tika Niña, Alaniz resaltó el poder simbólico de haber interpretado canciones de descontento en la plaza de San Sebastián, “paradójico lugar”, al ser “un nexo entre la Coronilla, representación de la lucha de mujeres por la libertad, y del otro lado la cárcel de mujeres San Sebastián, privadas de libertad”. 

Para el empleo de estos lugares público existe un proceso burocrático que la organización intentó seguir en una primera instancia: “la logística depende mucho del lugar, para la presentación de música y danza, tuvimos que negociar permisos con alcaldía y sus instancias, para otros como el mercado, intentamos comunicarnos con los representantes, pero al no tener respuesta, decidimos hacerlo sin el permiso requerido”, finalizó Alaniz.