Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:30

OCHO FILMES PARA RECORDAR

Entre el patriotismo y la denuncia: la Guerra del Chaco en el cine

Aprovechamos la presencia de “Tres pasos al frente” en la cartelera para hacer un repaso de las representaciones en la gran pantalla del conflicto que enfrentó a bolivianos y paraguayos.

Fotograma de “Tres pasos al frente” de Leonardo Pacheco.      JUMPING STUDIOS
Fotograma de “Tres pasos al frente” de Leonardo Pacheco. JUMPING STUDIOS
Entre el patriotismo y la denuncia: la Guerra del Chaco en el cine

La Guerra del Chaco (1932-1935), el conflicto bélico que enfrentó a Bolivia y Paraguay por el control del Chaco Boreal, constituye una bisagra en la historia del país. Es tal vez la cicatriz más profunda de una sociedad que por primera vez se miró en el espejo y se encontró en sus diferencias raciales, sociales y culturales. Si bien en la literatura existen estudios especializados que hablan de un género en sí, en el cine la tradición de representar la pugna que dejó más de 90 mil muertos es relativamente buena, si se habla de largometrajes de ficción. 

Mientras que el material en mediometrajes documentales y reportajes de guerra es abundante, siendo uno de los casos más destacados “La Guerra del Chaco 1932-1935” de Luis Bazoberry y de los que se ocupa en un artículo el programador de la cinemateca, Claudio Sánchez; la temática es “incipiente” en el cine boliviano, tanto así que Tonchy Antezana se ufanaba en 2015 de que su “Boquerón” sea el primer filme sobre el conflicto. 

Hacemos un repaso de lo que parece ser un género que goza de un buen estado de salud, brindando cuatro películas en seis años y siendo la última y recién estrenada “Tres pasos al frente” (2021); además de otras internacionales que dialogan sobre el mismo hecho.

BOQUERÓN (2015) El filme del popular cineasta Tonchy Antezana narra la historia de cuatro soldados que recuerdan lo que dejaron en sus respectivos hogares para poder resguardar el fortín Boquerón, defendido durante 21 días en un histórico suceso en el que unos 600 soldados bolivianos se enfrentaron a los más de 2.000 efectivos paraguayos.

Fue filmada en Cochabamba, La Paz y Oruro. Al realizarse con recursos propios, algunas partes del diseño de producción, como el tren que parte a Boquerón, tuvieron que ser recreadas virtualmente.

FUERTES (2019) Una mirada “optimista” al conflicto, como fue autocalificada por sus directores Óscar Salazar Crespo y Franco Traverso. A través del heroico relato en el que el club de fútbol paceño The Strongest decidió en 1932 mandar al Gran Chaco un contingente en el que entraron todos los jugadores, dirigentes y administrativos, quienes pasaron del campo deportivo al de batalla, para abordar temas como la hermandad, la pérdida y el deseo de sobrellevar los retos más exigentes.

 Los personajes centrales son Mariano Velasco (encarnado por Christian Martínez), un muchacho de 20 años que persigue sus sueños y logra ingresar al primer plantel del tigre, y su novia, Matilde, interpretada por la presentadora de televisión y exmiss Bolivia, Claudia Arce.

CHACO (2020) La que supone la mirada más crítica y ácida a la guerra es el primer largometraje del cineasta orureño Diego Mondaca. Narra la historia de un pequeño regimiento boliviano que vaga por la inhóspita y seca llanura chaqueña en 1934. El grupo de soldados indígenas bolivianos, aymaras y quechuas está dirigido por el brusco comandante alemán Hans Kundt. El aislamiento, la desesperación y el hambre crecen cada día, cada marcha infernal y cada campamento levantado apresuradamente. 

Ganó el premio a mejor película en la sección Tierras en trance del Festival de Gijón de España y el Premio Especial del Jurado en Valdivia, Chile; además, fue la selección oficial de Bolivia para representarla en los Oscar del año pasado. 

TRES PASOS AL FRENTE (2021) La más reciente producción nacional referida a la Guerra del Chaco, disponible en salas de todo el país, destaca por su joven elenco y equipo de producción encabezado por su director Leonardo Pacheco, de 22 años. Al igual que sucedía en “Boquerón” y “Fuertes”, toma un suceso específico del conflicto, en este caso la decisión de cadetes del Colegio Militar del Ejército, de entre 13 y 18 años de ir al frente de batalla.

Fue filmada en varias localidades de Cochabamba y contó con la ayuda del Colegio Militar, que proveyó a los actores de uniformes originales, armamento para la recreación de las escenas bélicas y desplazamiento de extras, trincheras y explosivos. 

LA HAMACA PARAGUAYA (2006) es un largometraje de la paraguaya Paz Encina. Se ambienta en una región rural y alejada en la que Cándida y Ramón, un matrimonio anciano de campesinos, esperan el regreso de su hijo, que partió al frente para luchar en la Guerra del Chaco. También esperan la llegada de la lluvia, del viento y que el calor desaparezca. Ramón, hace frente a la espera con optimismo, mientras que Cándida está convencida de que su hijo ha muerto. 

Este exitoso filme que se llevó el premio Fipresci en el Festival de Cannes de 2006 mantiene un diálogo “intertextual” con “Chaco”, según afirmó Mondaca en una entrevista. “Tanto Chaco como la Hamaca Paraguaya son películas que hablan de la larga duración del tiempo y espacio histórico, nos hacen pensar en que las fronteras entre nosotrxs han sido impuestas y en este sentido las dos son muy vigentes y urgentes políticamente, así como lo es la necesidad de distintas voces y miradas sobre nuestra propia historia”, comentó.

LA SED (1961) es una producción española-argentina dirigida por Lucas Demare que adapta la primera novela del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos (ganador del Premio Cervantes en 1989 y quien publicó su relato desde el exilio), “Hijo de hombre”. Cuenta la historia de la misión especial encomendada al cabo Cristóbal Jara, que atravesó el Chaco con la maleza, las rutas intransitables, las fuerzas enemigas, para conducir su tanque de agua hasta una posición aislada. 

Ganó el premio de mejor película en español en el Festival de San Sebastián de 1961.

STORM OVER THE ANDES (1935) Es casi una experiencia anecdótica. La Universal quiso aprovechar el ruido que hacía en el sur en el conflicto entre Bolivia y Paraguay y contrató a Christy Cabanne (asistente de D.W. Griffith) como director. Es una película de aventura y romance que tiene como protagonistas a dos aviadores del bando boliviano, que rivalizan por el amor del personaje interpretado por Mona Barrie. 

Se filmó una versión hablada en español titulada “Alas sobre El Chaco” del mismo director y también con Antonio Moreno, pero el protagonista es cambiado por José Crespo.