Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 08:19

“Tres pasos al frente” rompe taquilla y perfila su segunda semana en salas

El filme ha sido bien recibido por la crítica nacional, que ha destacado, además del proceso narrativo, la frescura en cuanto a la edad del elenco y del equipo de producción.
El director del filme, Leonardo Pacheco, junto a dos actores extras en la premiere de “Tres pasos al frente”.  Rubén Rodríguez
El director del filme, Leonardo Pacheco, junto a dos actores extras en la premiere de “Tres pasos al frente”. Rubén Rodríguez
“Tres pasos al frente” rompe taquilla y perfila su segunda semana en salas

La producción cinematográfica local “Tres pasos al frente” rompió taquilla en sus primeros siete días de proyección en las diversas salas de cine y ahora perfila su segunda semana de muestra.

La película se encuentra en todas las salas del país. Cochabamba es el bastión fuerte del filme, aunque también tiene gran concurrencia de personas en La Paz, Santa Cruz y Potosí, según dijo a OPINIÓN el director Leonardo Pacheco.

“Nuestro fuerte es Cochabamba, pero donde nos está yendo muy bien es en La Paz, en Santa Cruz y en Potosí específicamente. Aproximadamente podría decir que alrededor de 3.000 personas han visto la película lo que perfila que permanezcamos al menos una semana más en cartelera”, explicó Pacheco.

El director contó que no pueden precisar con exactitud cuánto de recaudación tiene en este momento el largometraje ya que las salas emiten un reporte una vez que la película abandona la cartelera.

“No podemos saber con exactitud hasta cuándo estará en cartelera, o cuánto de recaudación tiene la película debido a que los cines analizan la cantidad de personas que van a verla y entregan un informe final”, amplió el Director.

Pacheco estudia actualmente la carrera de Comunicación y Medios Digitales en Univalle, y con apenas 22 años es uno de los directores más jóvenes en los últimos años, al menos, en el circuito nacional.

La historia del filme se sitúa en octubre de 1933 en el contexto de la Guerra del Chaco, cuando gran parte de los oficiales y cadetes de los últimos años del Colegio Militar de Ejército habían sido abatidos en la contienda bélica, y el Alto Mando Militar decidió recurrir a los cadetes de los primeros años de esta institución castrense. A la consulta de quién se ofrecía como voluntario para dirigirse a la Guerra del Chaco, los 162 jóvenes, como un solo hombre, dieron tres pasos al frente, en tres oportunidades.

Pacheco manifiesta que decidió abordar este pasaje de la Guerra del Chaco, porque considera que se ha escrito poco acerca de este hecho.

La película gira en torno a la amistad que cultivan varios cadetes del Colegio Militar de Ejército y que se pone a prueba en el campo de batalla.

Un grupo de historiadores y asesores militares colaboraron con el director para que el guion se acerque lo más posible a los hechos que ocurrieron desde octubre de 1933 en adelante.