Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 21:43

Orquesta trae esperanza con Beethoven y Tchaikovsky

La filarmónica de Cochabamba reúne a sus 60 músicos en sus tres secciones, por primera vez después del confinamiento.

La Orquesta Filarmónica de Cochabamba.  CORTESÍA
La Orquesta Filarmónica de Cochabamba. CORTESÍA
Orquesta trae esperanza con Beethoven y Tchaikovsky

La Orquesta Filarmónica de Cochabamba ameniza la época navideña y presenta un concierto en el que busca impregnar esperanza, frente al incierto futuro, con la “Sinfonía Pastoral” de Beethoven, aprovechando su aniversario 250, y “Cascanueces” de Tchaikvosky, en dos veladas que se llevarán a cabo hoy y mañana, en El Portal (calle Ricardo Jaimes Freyre # 1929) desde las 19:00 horas.

“La Sinfonía Nro. 6 es la más esperanzadora de Beethoven, porque además habla de la naturaleza. Está también pensado en que la gente cuando está saliendo del encierro quiere algo más liviano. El ‘Cascanueces’, por su parte, es directamente una obra temática navideña. Son dos obras que van de la mano, muy bien emparentadas. Al público podemos ofrecerle algo muy espiritual, de mucho regocijo y paz, que es lo que todos queremos percibir”, comentó el director de la Orquesta, Augusto Guzmán.

La Filarmónica es la primera orquesta de la ciudad en presentar un concierto de música clásica, después del encierro. Si bien ya tuvo dos anteriores presentaciones en noviembre, esta es la primera vez, desde la cuarentena, que se reúnen las tres secciones de cuerdas, vientos y percusión, juntando hasta 60 músicos en escena.

Con más de un centenar de presentaciones, este es el tercer año de la Orquesta Filarmónica de Cochabamba, fundada pensando en dar oportunidad a solistas bolivianos, así como difundir la música universal, “la que no pertenece a ningún país, sino a la humanidad”. “El arte es el que nos hace volver humanos y es nuestra visión principal”, concluyó el fundador y director Guzmán.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad