Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

Obras de Miguel Alandia Pantoja pasan a la FC-BCB

Son más de 150 piezas entre las que destacan “Encarcelados”, de 1973; “Hilandera”, de 1956; “Masacre”, “Duelo y entierro”, de 1967.
Una de las pinturas de Miguel Alandia Pantoja./ RRSS
Una de las pinturas de Miguel Alandia Pantoja./ RRSS
Obras de Miguel Alandia Pantoja pasan a la FC-BCB

Más de 150 obras de Miguel Alandia Pantoja (Potosí 1914 – Lima, 1975) pasaron a manos de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FC-BCB).

Las obras de “el pintor de la Revolución” serán custodiadas por el Museo Nacional de Arte (MNA), que organizará una exposición con las piezas próximamente en homenaje al artista potosino.

“Es un logro histórico para Bolivia y un regalo adelantado por el Bicentenario del país, contar con la mayor producción del artista que, en vida, fue testigo de las luchas sociales, las masacres mineras, la revolución del 52 y otros eventos históricos que fueron plasmados en cuadros y murales en piroxilina, en otros formatos, técnicas y soportes”, dijo el presidente de la FC-BCB, Luis Oporto.

La colección consta de 66 obras en óleo sobre tela, 14 en óleo sobre cartón, 39 creaciones hechas en piroxilina sobre cartón, 30 en acuarela sobre papel, dos en dibujo sobre papel y una en dibujo sobre tela.

Entre las obras figuran los óleos “Encarcelados”, de 1973; “Hilandera”, de 1956; “Masacre”, “Duelo y entierro”, de 1967; y “Opresión de la Iglesia”, de 1944.

Asimismo, se encuentran bocetos de murales, como “Historia del parlamento”, “Voto universal y reforma educativa, “Monumento a la revolución, entre otros. Este patrimonio permitirá a investigadores analizar los periodos históricos, y la posibilidad, en un futuro, de reponer algunos de los murales.

Alandia Pantoja nació en Catavi, Potosí, en 1914. Con su integración al trotskismo recibió la influencia de los grandes maestros muralistas mexicanos, como Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

Fue uno de los fundadores de la Central Obrera Boliviana (COB), además del Sindicato de Artistas y Pintores Revolucionarios, en 1953, y de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos, en 1961. Falleció en Lima, Perú, en 1975 en el exilio en el gobierno dictatorial de Hugo Banzer.