Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 08:15

Obras de Frida valen $us 35 millones, las más caras de América Latina

La casa de subastas Sotheby’s explica esta cotización en el interés de mujeres serias latinoamericanas de vanguardia durante el siglo XX.

Detalle de la pintura “Diego y yo” que fue subastada ayer por 34.9 millones de dólares. EFE
Detalle de la pintura “Diego y yo” que fue subastada ayer por 34.9 millones de dólares. EFE
Obras de Frida valen $us 35 millones, las más caras de América Latina

El interés por la obra y la vida de la mexicana Frida Kahlo no han parado de crecer en los últimos años, lo que unido a la revalorización de las mujeres artistas del siglo XX y la cada vez mayor atención hacia el arte surrealista latinoamericano han ayudado a convertirla en la autora más cotizada de esa región.

El empresario argentino Eduardo Constantini compró el más reciente cuadros subastado de Kahlo, “Diego y yo”, en la casa de subastas Sotheby’s en 34.9 millones de dóalres. Un autorretrato de reducidas dimensiones con el que la mexicana desbanca a Diego Rivera, su marido, que era el latinoamericano más cotizado por la venta en Christie's en 2018 de "Los Rivales" por 9.7 millones de dólares.

"Es una combinación de factores, es como la tormenta perfecta" señalaba a EFE el pasado septiembre la directora de Arte Latinoamericano de Sotheby's, Anna di Stas.

La "tormenta perfecta" que señalaba Di Stasi tiene que ver al menos con dos tendencias que han venido a confluir en una Frida Kahlo ya reconocida y consagrada: una demanda cada vez mayor de arte moderno y contemporáneo latinoamericano y un gusto creciente del mercado por las obras de pintoras modernistas y surrealistas.

Es una de las "poquísimas obras de esa calidad de Frida Kahlo que podían salir de México", donde la gran parte de la obra de la pintora está protegida, aunque esté en manos privadas, como apuntó la especialista Beatriz Ordovas.

La obra de la española Remedios Varo, que acabó desarrollando su carrera en México, la inglesa también nacionalizada mexicana Leonora Carrington o la argentina Leonor Fini no fueron parte de las vanguardias europeas que durante el siglo XX dominaron las subastas, pero ahora, capitaneadas por Kahlo, están adquiriendo cada vez más relevancia.

Por ejemplo, un cuadro de Varo, "Armonía", rompió el anterior récord de la artista al ser subastado por 6,2 millones de dólares en una subasta a distancia por la pandemia de Covid en julio de 2020. Fue además el segundo más caro para una artista latinoamericana hasta la fecha, tras uno de 8 millones de dólares subastado en 2016 de Frida Kahlo.

Maruja Mallo, española exiliada a Chile y Argentina, es otra pintora surrealista que se está recuperando, como demuestra la reciente publicación de su catálogo razonado -un libro que define el corpus de su obra pictórica- en el Museo Reina Sofía de Madrid, integrado por 147 cuadros y 40 bocetos, algunos de ellos nuevas incorporaciones. Para Ordovas, en los últimos años se está revisando con más cuidado la obra de mujeres artistas a las que en su momento se dio menos importancia, aunque eso no implica, advierte, que por ser mujer la autora el cuadro ahora vaya a ser bueno "per se".