Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de enero de 2020
  • Actualizado 00:34

Muxe muestra problema de los desaparecidos

Documental /// El antropólogo Lukas Avendaño refleja ese tema en la cinta.
El antropólogo Lukas Avendaño, posa en el municipio de Oaxaca.
El antropólogo Lukas Avendaño, posa en el municipio de Oaxaca.
Muxe muestra problema de los desaparecidos

Para el antropólogo, escritor y artista de 'performance' Lukas Avendaño, perteneciente a la comunidad muxe, la desaparición de su hermano Bruno, el 10 de mayo de 2018, lo ha trastocado a tal grado que cuando alguien le pregunta a que se dedica, él solo responde: "A buscar a mi hermano".

En la cultura zapoteca, en el Istmo de Tehuantepec, sureste de México, se denomina muxe a personas nacidas como varones que adquieren un aspecto de mujer y asumen roles femeninos en cualquiera de los ámbitos social, sexual o personal, siguiendo una tradición ancestral. "Ya no digo que me dedico a las artes, a la docencia, a la escenificación, porque todo mi tiempo es para Bruno", contó este sábado Avendaño en entrevista con EFE.

Esa tarea ha provocado que en cada presentación de Lukas en México o en el extranjero, como lo hizo en España en mayo en el Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid, aproveche su labor artística para dar a conocer el caso de su hermano.

"Siempre busco vincularlo, es una forma de visibilizar ese tema y exigir que se pueda esclarecer la desaparición de Bruno", añadió.

Reconocido a nivel internacional tanto por su labor artística como por su postura de dignificar a la comunidad muxe y mostrar lo que es la "muxedad" a través de la danza, Avendaño fue abordado hace casi un año por el periodista mexicano Miguel J. Crespo para una entrevista.

"En un principio, como Miguel me lo planteó, creo que no había pensado en un documental, porque no sabía mucho sobre el proceso que estábamos viviendo con el caso de la desaparición de mi hermano", contó Lukas.

Dijo que Crespo estaba interesado en una aproximación a su vida y su trabajo artístico y para ello lo siguió durante algunos días en su casa de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca.

Pero al conocer el caso de Bruno "creo que él (Crespo) se replanteó lo que le interesaba hacer".

Ante la magnitud del material, el joven periodista decidió trabajar para convertirlo en un documental de 30 minutos, "La utopía de la mariposa", que esta semana se presentó en el Festival de Cine de Morelia, uno de los más reconocidos del país.

"No nos conocíamos y reconozco que en esa aproximación que tuvimos no fui muy accesible porque yo vivía una situación de mucho estrés con la Fiscalía. Entonces, creo no fue la mejor condición en la que Miguel se acerco a mí pero a pesar de todo salió el trabajo", expresó Avendaño.

"Después de ver la historia terminada nos queda una dignificación y respeto total por las familias que buscan a su familiar", dijo Crespo.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad