Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:43

Músicos llegan a enfermos con COVID-19 a través de conciertos virtuales

Los músicos son parte de la Sociedad de Música de Cámara y decidieron apoyar con su arte y estar al servicio de personas que quieran un concierto de cinco a treinta minutos.
Imagen referencial. RPP.PE
Imagen referencial. RPP.PE
Músicos llegan a enfermos con COVID-19 a través de conciertos virtuales

Unos catorce músicos se unieron para impulsar el proyecto "Música para respirar 24/7" que ofrece "miniconciertos" a cualquier hora del día para levantarles el ánimo a enfermos con COVID-19, familiares, personas solas y personal sanitario en el país

Los músicos son parte de la Sociedad de Música de Cámara y decidieron apoyar con su arte y estar al servicio de personas que quieran un concierto de cinco a treinta minutos, para subirles el ánimo en esta emergencia sanitaria por la pandemia de la COVID-19.

El proyecto inició el 10 de agosto y se extenderá hasta el próximo día 17, y los músicos hacen turnos de doce horas para ofrecer conciertos virtuales y gratuitos a través de la aplicación de WhatsApp, contó a Efe este jueves la directora artística de la Sociedad Boliviana de Música de Cámara, Camila Barrientos.

La mayoría de los músicos que son parte de esta iniciativa son bolivianos que viven en el exterior, como en Brasil, Ecuador, Estados Unidos o Europa, indicó Barrientos.

Los conciertos son personales y solo hay que escribirles un mensaje a través de redes sociales de la Sociedad Boliviana de Música, indicando el número de teléfono para que alguno de los músicos se contacte y comience la experiencia.

El repertorio es variado, pues puede ser desde música clásica hasta boliviana, todo depende de lo que quiera escuchar la persona.

150 CONCIERTOS EN DOS DIAS

A dos días del comienzo de esta iniciativa ya realizaron 150 conciertos, especialmente para personas que están pasando por la COVID-19, como también a enfermeras y médicos, personas que perdieron algún familiar por la pandemia o que se sienten solas.

"La música, como las artes, son herramientas elementales para superar esta crisis, con la música tal vez no te vas a curar físicamente, pero una parte de esta enfermedad es el lado mental", señaló Barrientos.

La finalidad de estos conciertos es que las personas puedan sentirse apoyadas y a la vez que puedan distraer su mente de la situación por la que están atravesando, no solo por la enfermedad, sino por la crisis política que vive Bolivia con bloqueos de caminos, falta de insumos como oxígeno y desabastecimientos de alimentos.

Muchos de los músicos también entablan un diálogo con las personas que requieren este servicio y el concierto es una forma de unir a familias o de impulsarles a los enfermos a seguir adelante, sostuvo.

"La experiencia es bastante fuerte, es intensa emocionalmente, pero estamos haciendo un gran trabajo de mantenernos en una moral alta", subrayó la directora.

A juicio de Barrientos, el proyecto está siendo un "éxito" y es satisfactorio para los músicos esta nueva conexión con su público.

"Esta experiencia es una simbiosis, el oyente gana bastante, pero el músico también y esa es la conexión humana", manifestó.

El grupo de músicos tiene pensado continuar con esta clase de iniciativas mientras dure la pandemia.

El país vive una emergencia sanitaria desde marzo por la COVID-19 y además pasa por una crisis política por el nuevo aplazamiento de las elecciones hasta el 18 de octubre, cuando estaban previstas para el 6 de septiembre.

El país registra 3.827 muertes y 95.071 personas contagiadas, según datos del Ministerio de Salud.