Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de septiembre de 2022
  • Actualizado 21:36

Muestra: la abstracción se adueña cada vez más de la obra de Ramiro Baptista

La exposición "Confluencias", compuesta por obras de hasta tres metros de ancho, se lleva a cabo en la galería Casa Toscana. 
La obra "Pétreo" de Ramiro Baptista.    CASA TOSCANA
La obra "Pétreo", de Ramiro Baptista. CASA TOSCANA
Muestra: la abstracción se adueña cada vez más de la obra de Ramiro Baptista

Después de más de 20 años exponiendo en salones nacionales e internacionales, la obra del artista plástico potosino radicado en Cochabamba Ramiro Baptista se va estableciendo cada vez más como abstracta, llegando a la fase final de ese proceso de "desfiguración" que el mismo artista llama y emplea en sus cuadros. 

Una evidencia para  observar esa transición es la muestra individual "Confluencias", que se lleva a cabo en la galería Casa Toscana (calle Santiváñez, entre Junín y Ayacucho), donde se agrupan unas 17 obras que van desde los 50 centímetros hasta los tres metros de ancho. En ella aparece una cantidad considerable de pinturas abstractas, tal vez la mayor cantidad que se ha visto en una exposición de Baptista, junto a otras de su expresionista paisajismo y otras pocas figurativas. 

"En la obra de Ramiro Baptista, el lenguaje figurativo no se encuentra en conflicto con la abstracción. Al contrario, su maestría en la deconstrucción figurativa entrelaza un diálogo entre estas dos vertientes y nos ofrece un punto de partida para la imaginación, hacia el descubrimiento de nuevas dimensiones", escribe en el texto curatorial el galerista Rodrigo Velarde. 

"Confluencias" estará abierta hasta el próximo viernes 26, mientras que su versión virtual, que se puede visitar en este enlace, está disponible hasta el 30 de septiembre. Se puede visitar presencialmente de las 16:30 a las 20:30, de lunes a viernes. 

La pintura "Santuario".       CASA TOSCANA
La pintura "Santuario". CASA TOSCANA

A lo largo de su larga trayectoria, laureada con premios de los salones Pedro Domingo Murillo o 14 de Septiembre, Baptista ha pasado por una figuración realista académica aprendida en la carrera de Arte de la Universidad Tomás Frías de Potosí, un expresionismo desfigurativo y ahora una abstracción "pura", en el sentido de la ausencia de figuras que se relacionen con la realidad. 

"Cada obra de Baptista encierra un concepto que en sus manos se va amalgamando entre las capas de color y los trazos, se va entretejiendo y sutilmente revelando, con una cohesión y coherencia que son imposibles de encontrar en lo meramente decorativo. El mensaje fluye con espontaneidad, acompañado de un dominio técnico que, sin duda, está enraizado en la dedicación, la disciplina, y la constante experimentación", complementa Velarde. 

Otra de sus tendencias presentes en esta exposición es la de sus paisajes "flotantes" o espectrales, donde se busca capturar un momento de sensación antes que un retrato fiel de la realidad. La más representativa de esta tendencia es el tríptico "Caos".