Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 06:32

UNA CLÍNICA DE BATERÍA Y UN TALLER DE CREACIÓN Y EXPRESIÓN EN GUITARRA, DICTADOS POR MAESTROS INTERNACIONALES MARCARÁN EL EPÍLOGO DE LAS CELEBRACIONES DEL CONSERVATORIO MILÁN

Milán cierra su 24 aniversario con talleres internacionales

Milán cierra su 24 aniversario con talleres internacionales



El baterista chileno Camilo Tórrez, profesor de batería en la universidad del Pacífico de Santiago de Chile; y el músico de ese país Ramírez Neira serán los encargados de cerrar el ciclo de eventos internacionales, que formaron parte del programa de celebración de los 24 años de vida del Conservatorio de Música Milán de Cochabamba.

Una Clínica de Batería, destinada a niños mayores de 10 años de edad en niveles básico intermedio y medio; y un Taller de Creación y Expresión Musical en Guitarra serán las actividades formativas que dictarán Tórrez y Neira, respectivamente.

Ambas actividades tienen por objetivo fortalecer la capacidad de los alumnos, para desarrollar sus aptitudes y capacidades en cuanto a la lectura, técnica e interpretación, en niveles académicos acordes a parámetros internacionales.

De esta forma el conservatorio Milán completará una serie de eventos del mismo corte, con los que celebró un cuarto de siglo en la vida de los cochabambinos.

“En este tiempo hemos plasmado muchos objetivos, como el poder otorgar títulos en provisión nacional como técnicos superiores en música. Pero, ante todo estos 24 años significan haber logrado consolidarnos como parte de la cultura y la formación de músicos jóvenes en Cochabamba, todo en base a esfuerzo”, explicó Sara Milán, fundadora del conservatorio, quien además destacó que existen al menos una docena de exalumnos del conservatorio que son docentes de guitarra clásica en el exterior.

Algunos datos.

Fundadores

David Milán Montaño reconocido guitarrista y educador fundó el conservatorio junto a su hija, Sara Milán, su actual directora general, fueron los responsables del inicio de un sueño allá por 1987. Juntos iniciaron una experiencia pionera en nuestro medio, cuyos resultados se fueron conociendo con el tiempo en forma de grandes músicos de talla internacional.

Labor

Además de formar a muchos niños y jóvenes de nuestro medio en las artes que actualmente desarrolla, el conservatorio Milán y especialmente su fundador, tuvieron en su labor de transcribir música folklórica boliviana del piano a la guitarra un amplio repertorio de composiciones que hoy se ha popularizado en su ejecución.

Legado

Los alumnos de ayer, hoy alimentan las aulas de la música académica, especialmente de guitarra, en Cochabamba, en el país y en el exterior.

Además, se ha constituido en una verdadera institución cochabambina de formación de nuevos talentos que han pasado a formar parte de una nueva ola de grupos musicales que

ejecutan diversos géneros, especialmente del gusto juvenil.