Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de noviembre de 2019
  • Actualizado 07:35

EL VALS “YO QUIERO UN MAR” Y LA MARCHA “RECUPEREMOS NUESTRO MAR” FUERON PARTE DEL REPERTORIO. EL SIGUIENTE SÁBADO, LOS GRUPOS ACOMPAÑARÁN A FRATERNIDADES EN LA ENTRADA.

Seis mil músicos de bandas entonan canciones por el mar

Seis mil músicos de bandas entonan canciones por el mar



Más de 6.000 músicos bolivianos entonaron ayer canciones sobre la histórica demanda de Bolivia a Chile de una restitución de la salida soberana al Pacífico, entre ellas el vals "Yo quiero un mar", del cantautor chileno Pedro Telmo Caicano.

Los músicos se reunieron en la ciudad de Oruro en el XV Festival de Bandas, al que asistió el presidente Evo Morales, quien recordó en declaraciones a la red de televisión ATB que en su juventud fue trompetista de una de esas agrupaciones.

Los músicos, que también interpretaron la marcha "Recuperemos nuestro mar", dedicaron su presentación "al mar boliviano para demostrar al mundo que Bolivia nació con una salida soberana al océano Pacífico", dijo el dirigente del sector artístico Boris Villanueva.

Los organizadores señalaron que más de 6.000 músicos participaron en la actividad, que también incluyó la participación de los grupos Kalamarka, Llajtaymanta y Raymi Bolivia, entre otros.

Las bandas acompañarán a las decenas de miles de danzantes que la próxima semana participarán en el desfile folclórico del Carnaval de Oruro proclamado, en 2001, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El dirigente también destacó la decisión del presidente Evo Morales de presentar en 2013 una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para exigir una negociación sobre su reclamo histórico de una salida al Pacífico.

Bolivia perdió su acceso al mar en la guerra del Pacífico, en 1879, ante tropas chilenas invasoras.

TRES DIRECTORES Zenón Choque, Ramiro Zuna y Germán Salas son los tres directores con más de 30 años de experiencia en la música que se encargaron de dirigir el festival que contó con la participación de más de 6.000 personas que tocaron al mismo tiempo distintos instrumentos.