Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 16:16

LITERATURA

Mexicano Arriaga gana el premio Alfaguara 2020

El autor es también conocido por sus guiones para las primeras películas de González Iñárritu.
El escritor y guionista mexicano Guillermo Arriaga. ABC
El escritor y guionista mexicano Guillermo Arriaga. ABC
Mexicano Arriaga gana el premio Alfaguara 2020

El escritor y cineasta mexicano Guillermo Arriaga, con la novela “Salvar el fuego”, ganó ayer el premio Alfaguara 2020, dotado con 158.000 euros (175.000 dólares), según el fallo del jurado, que destacó la intensidad y el “excepcional dinamismo” de esta historia de amor y violencia ambientada en el México actual.

Más de 600 manuscritos se han presentado esta XXIII edición del premio, que se concede a una obra inédita escrita en español, y que ha fallado un jurado presidido por el escritor mexicano Juan Villoro.

Arriaga ha escrito, según el jurado, “una historia de violencia en el México contemporáneo donde el amor y la redención aún son posibles”.

El autor “se sirve tanto de una extraordinaria fuerza visual como de la recreación y reinvención del lenguaje coloquial para lograr una obra de inquietante verosimilitud. Los distintos planos narrativos tienen como hilo conductor el cuerpo humano, motivo de celebración y expuesto a numerosos excesos”, indica el fallo del jurado.

Arriaga es conocido en el mundo cinematográfico por ser el guionista de las primeras películas del director mexicano Alejandro González Iñárritu, como “21 gramos”, “Amores Perros” y “Babel” (por el que fue nominado a un premio Oscar).  Del mismo modo, estuvo presente en la edición pasada de la Feria Internacional del Libro de La Paz, cumpliendo una amplia agenda con la presentación de su libro “El salvaje” y con conversatorios en la Cinemateca Boliviana. 

"Toda mi obra es una reflexión sobre el amor", señaló el escritor en una videoconferencia desde el desierto mexicano, donde se encontraba al recibir la noticia del premio.

Arriaga explicó el carácter poliédrico de su novela que, ha asegurado, está escrita en primera, segunda y tercera persona y ha indicado cómo ha querido retratar a los personajes "en sus contradicciones y paradojas".

Una novela ambientada en dos Méxicos diferentes, que componen un país, indicó el escritor, donde "las instituciones están fallando", sobre todo las que imparten Justicia, como lo demuestra el hecho de que el 99% de los crímenes quedan impunes.

Una historia de amor "desigual e improbable", que ocurre en dos méxicos diferentes, el de las clases más protegidas y el de aquellos que viven al límite de la sociedad, ha destacado.

Arriaga confesó que comenzó a escribir esta novela "sin saber muy bien de qué trataba y sin tener claro cuál iba a ser el final". Además, para el mexicano, la escritura es algo más, es una "adicción"