Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:06

LA MEMBRESÍA ES GRATUITA. EL LIBRO SE ABORDARÁ EN DOS SESIONES EL 20 Y 27 DE AGOSTO

Editorial El Cuervo inaugura club de lectura virtual con “Ser payaso es cosa seria”

Álex Ayala con su libro “Ser payaso es cosa seria”.     FUENTE- EFE
Álex Ayala con su libro “Ser payaso es cosa seria”. FUENTE- EFE
Editorial El Cuervo inaugura club de lectura virtual con “Ser payaso es cosa seria”

La editorial nacional ha creado la Parva Lectora, un club de lectura virtual que comentará, contextualizará y subrayará algunas de sus obras más destacadas. La primera obra a abordar será el libro de crónicas “Ser payaso es cosa seria” del periodista y escritor español, residente por muchos años en Bolivia, Álex Ayala.

Serán dos sesiones que se celebrarán el jueves 20 de agosto y el 27 de agosto, con inscripción previa, a través del siguiente enlace: HAGA CLICK AQUÍ

Las sesiones serán dirigidas por el periodista y crítico de cine Santiago Espinoza, quien ya entrevistó sobre el proceso de ceración y motivaciones a Ayala.

La membresía de Parva Lector, cuyo nombre hace referencia a un grupo de aves del mismo tipo, es totalmente gratuita. Las sesiones se realizarán por la plataforma zoom con cupo limitado de 15 personas. Se realizarán dos sesiones por cada uno de los libros que sean estudiados.

La sinopsis de “Ser Payaso es Cosa Seria” reza: “Un payaso que se cae de la silla como avión kamikaze y se rompe un brazo. Una payasa que ensayaba los chistes con los choferes de la compañía de taxis para la que trabaja como operadora. Otro payaso que se llama Silpanchito para no olvidarse de una época complicada en la que comía y cenaba un mismo plato. Otro que casi se quema el pantalón una noche de San Juan por las chispas que saltaban de las hogueras. Otro que tiene diabetes. Otro en una residencia de ancianos de la ciudad de El Alto que veía pasar los días por televisión porque no tenía fuerzas ni para salir de la cama. Otro que organiza una protesta en una avenida para quejarse de los dolores de garganta de sus colegas… En un mundo donde la sonrisa y el buen humor son valores que cotizan el alza, los payasos nos recuerdan que para salir adelante hay que tomarse la vida en serio”.