Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:48

Seis mausoleos patrimoniales son amenazados con ser demolidos

El Cementerio General ha advertido con notificaciones a estas estructuras que sean “reparadas” o serán removidas, sin conocer su valor histórico y cultural. 

Uno de los mausoleos patrimoniales notificados por la Alcaldía.  NOÉ PORTUGAL
Uno de los mausoleos patrimoniales notificados por la Alcaldía. NOÉ PORTUGAL
Seis mausoleos patrimoniales son amenazados con ser demolidos

Al menos seis mausoleos del Cementerio General, declarados como Patrimonio Arquitectónico, Histórico y Cultural han sido notificados por la Alcaldía para arreglar en el plazo de un mes “sus daños y deterioros exteriores”, de otra manera se procederá a su “demolición total y/o parcial o reversión”.

La arquitecta Susana Copa realizó ayer una inspección en el campo santo, donde pudo verificar que las estructuras advertidas por la administración del Cementerio General se ubican principalmente en la vía principal, en el área de notables. “Hacia el lado oeste es donde se nota más, detrás del monumento de Jesús. Preocupa mucho porque la decodificación del espacio se hizo con estudiantes de las carreras de Arquitectura, Turismo y Diseño Gráfico. Están registrados como patrimonio arquitectónico por las características que representan”, contó Copa a este medio.

La Ley 503, promulgada en noviembre de 2019, declara como Patrimonio Arquitectónico, Histórico y Cultural a todo el conjunto urbano del Cementerio General, incluidos los más de 80 mausoleos erigidos en el espacio. Los que han sido notificados por la alcaldía son el Mausoleo Fernández, el de Teodosia Sainz, Ruperto Herrera y Medrano Villarroel, entre otros, todos ellos inventariados en la normativa de declaratoria de patrimonio. 

El aviso, firmado el 10 de agosto y con el sello del “jefe división cementerio”, contempla que “los adjudicatarios, tienen un plazo de un mes, a partir de la fecha de la presente notificación, para que procedan a reparar los daños y deterioros existentes, previa acreditación de su situación de adjudicatario y presentación de comprobantes de pago por tasa de mantenimiento, cumpliendo con el procedimiento de la normativa precedente”.  Basa estas advertencias en el Reglamento Municipal de Servicios Funerarios del Cementerio General de Cochabamba, que insta a que los adjudicatarios de los sitios “tienen la obligación de mantener los mismos en buen estado de conservación, higiene y arreglo paisajístico”.

Sin embargo, la Ley 503, en su artículo cuatro, inciso I, señala que el “Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba gestionará las políticas de protección, promoción, conservación, difusión y revisión de este Patrimonio Cultural”. Del mismo modo, la arquitecta Patricia Dueri apuntó que al ser patrimoniales los mausoleos “es una competencia de la Alcaldía velar por su conservación”; además de que algunos datan de 100 años atrás y ya no existen descendientes. 

La arquitecta Copa indicó que son los mausoleos en particular los que enriquecen los recorridos nocturnos del Cementerio General. “Manejan una simbología funeraria. El Cementerio es el reflejo de la ciudad misma, desde los inicios, de la era republicana, hasta lo contemporáneo, pasando por el neogótico y art nouveau”, explicó.