Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 11:36

Majo Borda vuelve a darle vida al monólogo “Los días felices”

La obra hace parte del género del teatro del absurdo y revisa ciertos aspectos existencialistas como la cotidianidad y el conformismo ante ella.

María José Borda en el papel de Winnie en “Los días felices”. RACCONTO
María José Borda en el papel de Winnie en “Los días felices”. RACCONTO
Majo Borda vuelve a darle vida al monólogo “Los días felices”

La artista escénica María José Borda, miembro de la compañía escénica Racconto Artes Escénicas, volverá a dirigir e interpretar su monólogo “Los días felices”, adaptando la pieza homónima del dramaturgo y literato islandés Samuel Beckett. 

Después de haberse estrenado el año pasado, se han preparado dos nuevas funciones para este fin de semana: el sábado 11 y domingo 12, desde las 20:00 horas, en el edificio Quantum, ubicado en la calle Lanza No. 778 entre La Paz y Chuquisaca. El ingreso tendrá un costo de 30 bolivianos. 

A través de códigos ocultos y texturas, “Los días felices” pone al espectador en la piel de Winnie, la protagonista, quien siente que esta atrapada en su propia vida y en su cotidianidad. Para escapar de esa realidad convierte cada día en el “día feliz”, tratando de pasar los días deseando que su amor no correspondido, Willie, se quede con ella por siempre. 

“Winnie fabrica motivos de felicidad en lo cotidiano que la desvíen de sus miserias. Se encuentra atrapada en un montículo hasta la cintura y agradece cada bendición disimulada del día a día. Los días felices oscilan entre el discurso de nuestra propia naturaleza humana (la débil naturaleza humana) y fragmentos literarios que ella misma se esfuerza en recordar”, reza la sinopsis de la obra que hace parte del género del teatro del absurdo de Beckett. 

“Esta obra es un reflejo de nuestro día a día, pero maximizado. Permite ver los detalles que nunca tenemos tiempo de darles atención, como el simple hecho de peinar nuestro cabello que se vuelve en un problema de vida o muerte. Siento que es una obra con la que todos nos podemos identificar en algún momento, sobre nuestras inseguridades, preguntas sobre nuestra existencia, nuestra vida”, aseguró Borda. “Los días felices son el hoy, el ayer y el mañana. Siempre podemos encontrar algo que nos distraiga de la tristeza, de la miseria. Pero es eso, solo una distracción”, concluyó. 

“Los días felices” fue originalmente parte del ciclo de monólogos “A solas”, producido por el grupo de Artes Escénicas Racconto. En aquella ocasión, en agosto del año pasado, se presentaron una serie de piezas a través de Facebook Live.