Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 08:25

Luto en la música boliviana por la muerte de Eddy Chuquimia, baterista de la banda Efecto Mandarina

Falleció la noche del sábado, tras no poder superar la COVID-19 y batallando contra la enfermedad desde los primeros días de junio.
 
Eddy Chuquimia, baterista de la afamada banda Efecto Mandarina. JUAN CARLOS USNAYO, TOMADA DEL FACEBOOK DE EDDY CHUQUIMIA
Eddy Chuquimia, baterista de la afamada banda Efecto Mandarina. JUAN CARLOS USNAYO, TOMADA DEL FACEBOOK DE EDDY CHUQUIMIA
Luto en la música boliviana por la muerte de Eddy Chuquimia, baterista de la banda Efecto Mandarina

La música boliviana está nuevamente de luto, tras la muerte de Eddy Chuquimia, baterista de la afamada banda Efecto Mandarina, quien falleció la noche de este sábado tras perder la batalla contra la COVID-19.

El músico pasó sus últimos días internado en una unidad de terapia intensiva, después de haber contraído el virus los primeros días de junio. Su salud se complicó el 10 de este mes, fecha en la que su familia declaró que peregrinó por conseguir espacio en alguna UTI e incluso denunció que quisieron cobrarles hasta 39 mil bolivianos por internarlo en un hospital. 

La hermana del instrumentista, Rose Marie Chuquimia, dijo que venderían todas sus pertenencias para cubrir los gastos médicos, mientras que los miembros de su banda musical emprendieron una campaña solidaria en redes sociales, informó Página Siete.

TRAYECTORIA
El artista nació en La Paz. Fue músico sesionista, productor, docente e instructor de batería y percusión. Estudió en el Conservatorio Nacional de Música en Bolivia con excelencia en sus estudios, según informó La Razón.

Considerado uno de los bateristas con mayor preparación musical del país, el 2001 fue convocado para formar parte de la Orquesta Sinfónica Nacional y realizó conciertos magistrales en todo el país. En 2002 integró la Big Band jazz Juvenil de Bolivia, con varias presentaciones en Chile.

Partició en numerosos festivales como el Bolivia Festijazz Internacional, junto a Danilo Rojas Cuartet, Big Band Bolivia y Martín Castillo. Después de más de 15 años de trayectoria como músico de sesión, Eddy consolidó su carrera musical, al formar parte de Efecto Mandarina.

Fundó su propia escuela de batería "Eddy Chuquimia".
Tras su muerte, a los 41 años, varios músicos bolivianos compartieron sus condolencias y solidaridad con su familia en redes sociales.

"Eddy nuestro hermano nos dejó. Pero también nos dejó toda su música, su amor, sus enseñanzas, su pasión, su ritmo, su risa, sus chistes, su buen humor... Lo extrañaremos en cada paso, cada nota, cada segundo. Eddy estarás siempre con nosotros. Gracias a toda la gente que lo apoyó éste último tiempo. Él lo sabe", fue la publicación de despedida de la banda Efecto Mandarina, en Facebook.