Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 21:24

Libro “Crisis” analiza sucesos de 2019 a partir de sus imágenes

Un grupo de más de 20 textos reflexionan en retrospectiva las impactantes representaciones visuales que dejaron los conflictos político sociales. 
Jeanine Áñez levanta la Biblia en su posesión como presidente en 2019. ARCHIVO
Jeanine Áñez levanta la Biblia en su posesión como presidente en 2019. ARCHIVO
Libro “Crisis” analiza sucesos de 2019 a partir de sus imágenes

Los conflictos sociales y políticos postelectorales de 2019 que devinieron en la caída del gobierno de Evo Morales marcaron un hito en la historiografía boliviana, prueba de ello es la vasta bibliografía que se ha escrito y todavía se escribe sobre el tema. Uno de esos aportes es “Crisis. Reflexiones y análisis sobre imágenes de 2019”, con la importante singularidad de que analiza y reflexiona los sucesos a partir de las imágenes, su codificación y su representación. 

La publicación digital recoge los escritos escogidos de la convocatoria lanzada entre los meses de octubre de 2020 y enero de 2021 por el suplemento cultural de OPINIÓN La Ramona y la plataforma especializada Imagen Docs (www.imagendocs.com). Desde ahí surgieron productos de diversa naturaleza como ensayos visuales o montajes imagen-texto, ensayos breves, ilustraciones y artículos.

El libro será lanzado mañana viernes, cuando se suba un enlace a la página de Facebook Imagen Docs. La convocatoria, que significó su génesis, solicitaba a los participantes trabajar con imágenes, que podían ser fotografías de prensa, archivos personales, capturas de imágenes circulantes en redes sociales, memes o contenidos visuales distribuidos por servicios de mensajería, pinturas, postales e intervenciones, entre otros recursos.

Así surgieron 22 perspectivas que atienden los elementos visuales que caracterizaron aquella convulsa era, como los muertos de Senkata y Huayllani, el proceso electoral de octubre de 2019, los grupos de choque, el levantamiento de la Biblia en el Palacio Quemado o el tratamiento de la prensa, entre otros varios tópicos que se desarrollan a lo largo de 178 páginas. Entre los autores se pueden mencionar a Fernando Molina, Andrés Laguna, Natalia Chávez Gomes da Silva, Luis Brun, Santiago Espinoza, Mary Carmen Molina o Sergio Zapata.    

“La capacidad no solo explicativa y demostrativa sino la potencia performativa que poseen las imágenes continúan siendo subestimadas por el análisis y el comentario social, periodístico y político sobre acontecimientos sociales en Bolivia”, justifica Zapata, quien también funge de coordinador de la publicación, en la presentación de la obra. Continúa enunciando las virtudes de la imagen: “También permite acercarse a los hechos de maneras más plurales y heterogéneas, restituyendo soberanía a las imágenes, ampliando la imaginación interpretativa y desechando el uso de imágenes como anexo de una narrativa”. 

Es perceptible la enfatizada atención que muchos de los textos presentan sobre la iconografía religiosa, omnipresente a lo largo del conflicto y que finalizó con una simbólica imagen de la Biblia en la posesión de Jeanine Áñez. Al respecto, Claudia Pardo, una de las autoras, responde: “porque la sociedad boliviana es profundamente conservadora en todos sus estratos y porque nuestra cultura es fuertemente iconoclasta. Sin embargo, la elección de la Biblia no es gratuita (…) se iba levantando con las imágenes religiosas presentadas en los cabildos realizados en Santa Cruz  antes de la caída de Morales. Allí, a los pies del monumento del Cristo Redentor y con una estatuilla de la Virgen María iban apareciendo los oradores. Así también algunos policías amotinados marchaban por las calles de La Paz, con la imagen de Cristo crucificado”.