Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de febrero de 2020
  • Actualizado 04:48

“Jojo Rabbit”, nominada a 6 Oscars, está en salas cochabambinas

La película, dirigida por Taika Waititi, ha sido emparentada con “La vida es bella” de Benigni. 
Roman Griffin Davis, Taika Waititi y Scarlett Johannson en un fotograma de “Jojo Rabbit”.
Roman Griffin Davis, Taika Waititi y Scarlett Johannson en un fotograma de “Jojo Rabbit”.
“Jojo Rabbit”, nominada a 6 Oscars, está en salas cochabambinas

“Jojo Rabbit”, la cinta que parodia a Hitler y su régimen nazi, está presente en salas de  cuatro cines de la ciudad. El filme ha recibido seis nominaciones incluida mejor película.

El Prime Cinemas la proyecta a las 16:25 y 20:25 horas; el cine Norte a las 21:15; el Sky Box a las 20:20 y 22:20 y el Center a las 15:30. Todos ofrecen versiones en el idioma original con subtítulos. 

La cinta de Taika Waititi (“Thor: Ragnarok”) sigue a Jojo “Rabbit” Betzler (Roman Griffin Davis), un joven y solitario niño alemán perteneciente a las Juventudes Hitlerianas que ve su mundo puesto patas arribas. Un día descubre que su joven madre Rosie (Scarlett Johansson) esconde en su ático a una niña judía. Con la única ayuda de su mejor amigo imaginario, Jojo deberá enfrentarse a su ciego nacionalismo. 

“Jojo Rabbit” le dio la doble nominación a Scarlett Johansson en un mismo año en mejor actriz secundaria y mejor actriz (por “Historia de un matrimonio”), hecho que no ocurría desde 2008. Además de esta categoría interpretativa, la película de Waititi pelea en las secciones de mejor película, mejor guión adaptado, mejor vestuario, mejor diseño de producción y mejor edición. Aunque ya era conocido por su peculiar sentido del humor, como demostró sobre todo en “What We Do in the Shadows” (2014), Waititi  ha dedicado gran parte de la promoción de “Jojo Rabbit” a argumentar por qué es legítimo, y hasta saludable, emplear la comedia frente al horror del nazismo.

“Este año se cumplen 80 años de que Chaplin hizo ‘The Great Dictator’ (se estrenó en 1940). Así que no diría que es demasiado pronto”, reflexionó el cineasta en una rueda de prensa en Los Ángeles  previa al estreno de la película en EEUU y recogida por la agencia EFE. 

“Sigue la tradición de gente muy inteligente que tuvo algo que decir y usó la comedia, que en mi opinión es una de las herramientas más poderosas frente a la intolerancia, los regímenes y los dictadores”, agregó.

Pese a que las referencias estéticas de “Jojo Rabbit” la vinculan con el cine “indie” actual, en especial el del siempre singular Wes Anderson (“Moonrise Kingdom”, 2012), la película de Waititi sigue la estela de cintas satíricas que se burlaron del nazismo como “The Great Dictator" de Chaplin o “To Be or Not to Be” (1942) de Ernst Lubitsch.

No obstante, la película de a poco se envuelve en el drama y acaba emparentada con “La vida es bella” (1997), con la que comparte el espíritu humanista ante el desastre y la importancia de la familia frente a la guerra.