Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 04:46

Hinojosa, Hofmann, Dario y Fernando Antezana exhiben más de 70 pinturas

Los cuarto artistas de larga trayectoria enseñan lo trabajado durante el último año, que incluye óleos, acuarelas y grabados en diferentes técnicas.
Un visitante observa uno de los cuadros de Fernando Antezana. OPINIÓN
Un visitante observa uno de los cuadros de Fernando Antezana. OPINIÓN
Hinojosa, Hofmann, Dario y Fernando Antezana exhiben más de 70 pinturas

Los artistas plásticos Luis Hinojosa, Hans Hofmann y Dario y Fernando Antezana exponen más de 70 piezas que trabajaron en el último año en una exposición colectiva que se lleva a cabo en el salón Gíldaro Antezana (plaza 14 de Septiembre esquina España). La exhibición se mantendrá abierta hasta el viernes 18 de este mes. 

Fernando Antezana exhibe 49 de sus cuadros pequeños en los que ha empleado las temáticas del paisajismo y el desnudo femenino. El gran atractivo de sus piezas presentadas para esta muestra son sus cuadros de grandes dimensiones trabajadas en técnica mixta, con su habitual seña identitaria que son los fuertes emplastes que dotan de una superficie rigurosa a sus producciones.

Uno de estos cuadros es “Ch’alla del Ande” en el que Fernando recrea un paisaje onírico con tres cholas, que confunde sus polleras con colores brillantes y de fondo los cerros gélidos, con un juego en la gama de colores fríos que maneja y contrasta con cálidos frecuentemente. 

 El primo de Fernando e hijo del destacado Gíldaro, Dario Antezana, muestra en sus cuadros una vez más su gran oficio en la acuarela, ofreciendo paisajes con una depurada técnicas, interiores y gallos, una temática recurrente en su padre. Es uno de los principales exponentes del acuarelismo cochabambino, abocado a la perfección del pincel. 

Por su parte, Hinojosa evidencia aún más su paso a la abstracción, donde cada vez juegan un papel más fundamental los colores y las formas son simples trazos.

Finalmente, Hofmann presenta una serie de nueve grabados realizados con las técnicas del esgrafiado y la plastografía. El artista nacido en Capinota rinde homenaje a Luis Espinal, con sus retratos que ha hecho tan personales, en los que situaciones, personajes alegados al retratado y su historia van formando los rasgos y formas del rostro.