Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:02

Gonzalo Mamani vuelve a hacer del mercado un salón de arte

El pintor presenta, de forma presencial y virtual, su serie de acuarelas “Bolivia en el corazón”, en el que muestra los diferentes rostros y paisajes del país. 

Gonzalo Mamani con algunas de sus obras de la muestra “Bolivia en el corazón” en el Mercado Central. NOÉ PORTUGAL
Gonzalo Mamani con algunas de sus obras de la muestra “Bolivia en el corazón” en el Mercado Central. NOÉ PORTUGAL
Gonzalo Mamani vuelve a hacer del mercado un salón de arte

Una de las casetas de venta de verduras del Mercado Central del Cruce Taquiña se ha vuelto en el salón de exposición del pintor Gonzalo Mamani. El artista exhibe por segundo año consecutivo una serie de acuarelas frente a un inusual público, compuesto por las caseras vecinas, los niños cargueros y los que van a abastecerse y se sorprenden con una muestra de cuadros.

“El mercado es como mi búnker, aquí nace mi inspiración. A veces traigo mis obras el fin de semana y a la gente le da curiosidad y me preguntan de dónde salen estos cuadros. Prácticamente este lugar se ha convertido en mi espacio, mi familia; por eso quería compartir con ellos esta exposición”, contó Gonzalo, de quien su infancia, crecimiento y principales relaciones de afecto se dieron en ese lugar, donde su madre trabaja hace al menos 50 años y él ayuda diariamente desde hace unos 15. 

El año pasado “inauguró” este alternativo salón de arte, al presentar seis pinturas relacionadas a la pandemia, en los que presentaba los angustiosos miedos de la enfermedad, pero también la esperanza que finalmente parece estar viendo la luz. En esta ocasión, trae la muestra “Bolivia en el corazón” en el que rinde homenaje al país, aprovechando su aniversario el próximo 6 de agosto. 

En estas piezas, Gonzalo se aleja de su apropiada temática (retratos de cuerpo completo, robustos y agresivos en su trazo) para indagar en el retrato un poco más tradicional, de primer plano, en los que plasma a personajes con la vestimenta típica de Tarija o La Paz; además de inéditos paisajes con un horizonte andino (en la obra “Altiplano”) o unas rocosas montañas, expresivas en cuanto a la gestualidad de la línea. Todo ello siendo fiel a su particular estilo visual, donde sobresale el dibujo y la irrupción de color en fondos monocromáticos. 

“Generalmente trabajo en una sola mancha, pero si te digo el tiempo que me toma hacer uno de estos trabajos, no me creerías. Es mucho tiempo, principalmente de práctica, de ensayo. (Son obras) sencillas, pero con mucha expresión”, comenta sobre su propio trabajo Mamani. La exposición estará abierta hasta el 10 de agosto, de manera paralela se lleva a cabo una exhibición virtual con las mismas piezas en la galería virtual de Casa Toscana, a la que se puede acceder en el enlace kunstmatrix.com/en/casa-toscana-art gallery.