Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de julio de 2020
  • Actualizado 15:21

Gobierno apela a ley del silencio con Culturas; funcionarios sufren falta de información

Se han precintado los ambientes del viceministerio de Interculturalidad y algunos trabajadores aseguran que se les ha “bloqueado” el acceso a sus fuentes laborales.

Funcionarios en las puertas del extinto Ministerio de Culturas y Turismo. OPINIÓN
Funcionarios en las puertas del extinto Ministerio de Culturas y Turismo. OPINIÓN
Gobierno apela a ley del silencio con Culturas; funcionarios sufren falta de información

Mañana se cumple un mes desde que el Gobierno decidió achicar el Estado y fusionar el Ministerio de Culturas y Turismo, junto al de Deportes, al de Educación  “para enfocar gastos contra la COVID-19”. Desde entonces, las autoridades no se han pronunciado externamente (con un sector al que se le debe el pago de fondos y premios), ni interiormente, con los más de 350 funcionarios que han quedado en el limbo de la extinta cartera.

Desde el miércoles 24, trabajadores del viceministerio de Interculturalidad indican que personal del Ministerio de Educación “precintó las oficinas del ambiente y bloqueó el acceso a algunas fuentes laborales”. Los funcionarios del suprimido Culturas continuaban yendo al predio al que no pueden ingresar.

Desean saber si, con la nueva disposición estatal, siguen siendo funcionarios públicos o no van a ser tomados en cuenta, si esto último fuera el caso reclaman “recibir un memo que indique que sus funciones han terminado en una fecha y poder sacar su solvencia fiscal y declarar que no deben nada al Estado”.

“De parte del Ministerio de Educación, Culturas y Deportes no hay ningún comunicado oficial. No sabemos incluso si nos van a pagar lo que hemos trabajado de este mes. Lo más preocupante es que hay gente con contratos externos”, indicó un trabajador de esta dependencia que quiso mantenerse como fuente reservada.

Los funcionarios han estado manteniendo una especie de plantón en el Palacio Chico. “Nos estamos organizando; uno, para exigir que se nos pague lo adeudado, dos para que se nos diga si están contando con nosotros o no; y tres darnos la certidumbre de que es lo que vamos a hacer”, manifestó.

La población aún no sabe quiénes ocupan los cargos de viceministerio de Interculturaldiad, Descolonización y Turismo, dependientes de Culturas, tampoco se sabe el futuro del Fondo de Fomento para el Cine y Audiovisual de Adecine, ni de los premios Eduardo Abaroa, pendientes desde marzo. La institución que representa en el Estado al sector cinematográfico ha pedido una reunión con Educación, Culturas y Deportes que no ha sido respondida.