Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:55

Gabriel Mamani dicta taller de escritura y lanza libro en mayo

El Premio Nacional de Novela 2019 publica con Dum Dum Editora su siguiente publicación, “El rehén”, una novela breve sobre un falso secuestro.

El escritor paceño Gabriel Mamani Magne. CORTESÍA
El escritor paceño Gabriel Mamani Magne. CORTESÍA
Gabriel Mamani dicta taller de escritura y lanza libro en mayo

El escritor paceño Gabriel Mamani Magne, Premio Nacional de Novela, es el facilitador del taller “Cuerpos de palabras”, organizado por el centro cultural Maracarol, en el que compartirá herramientas de escritura creativas, desde temas básicos como el miedo a la página en blanco, pasando por la creación de personajes, el uso del narrador, hasta aconsejar cómo publicar una obra en el contexto boliviano.

Mamani Magne también protagonizó la nueva noticia de Dum Dum Editora, al anunciar que su siguiente publicación será “El rehén”, una novela breve sobre un falso secuestro del autor paceño que está programada para ser lanzada a fines de mayo. “Un minibusero padre soltero de dos niños se mete en un lío para el que necesita mucho dinero, de modo que finge que secuestran a sus hijos para que su exmujer pague el rescate. A partir de ahí, la narración se concentra en la experiencia de los hijos”, adelanta Gabriel sobre su propia novela que empezó hace tres años y la concluyó durante la época de cuarentena rígida.

En cuanto al taller, serán seis sesiones que se llevarán a cabo del 5 de abril hasta el 21 del mismo mes, con clases los lunes y miércoles de 20:00 a 22:00 horas. El costo de inscripción es de 200 bolivianos y los interesados se deben contactar al 68811698. 

DISCIPLINA Y ORDEN

Gabriel no cree en “los revolcones literarios de una noche”, sino que le gusta ser “disciplinado; escribir cada día laboral”.  Afirma que la única forma de conseguir materializar las ideas en textos es “escribir, escribir y escribir. Leer, leer y leer”. Esta concepción de cómo afrontar el proceso creativa es la que transmitirá a los participantes del taller. 

“La organización es la clave. Es decir, tener algo que contar, primero; e intentar recoger elementos (sean experiencias, anécdotas, notas de prensa, sensaciones propias o de otros) para elaborar una suerte de ‘guion’ del cuento. Luego de eso viene la parte dura: la de escribir cada día, con disciplina, aunque sea una hora en la jornada. En ese proceso de escritura uno se desencamina del guion, obvio. Pero al menos aquel orden primigenio habrá servido para que el autor no se sienta tan perdido. La organización es un mapa que no uno nunca respeta del todo pero que ayuda a afrontar la página en blanco”, argumenta el autor de “Seúl, Sao Paulo”.

Así como cree en la disciplina y el orden, Mamani es seguidor de pensar y repensar las historias antes de darles un orden, una coherencia a esa “avalancha de anécdotas, sentimientos e imágenes”. “Soy lento para la escritura. Me tomo el tiempo para macerar el relato en mi cabeza. Ahora estoy escribiendo un cuento, por ejemplo, que vivió en mi mente por casi 10 años”, cuenta.