Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 05:21

Fiesta literaria volvió en 12 días de intensa actividad

Masiva concurrencia en el primer fin de semana de la Feria del Libro. DICO SOLÍS
Masiva concurrencia en el primer fin de semana de la Feria del Libro. DICO SOLÍS
Fiesta literaria volvió en 12 días de intensa actividad

La 14ava Feria Internacional del Libro de Cochabamba cumplió el objetivo de devolverle a la población cochabambina su fiesta literaria más importante de la ciudad, después de un año que se realizó de manera virtual obligadamente por la pandemia. A la espera todavía de los datos oficiales de asistencia que brinda la Cámara Departamental del Libro, los libreros se vieron “sorprendidos” ante la gran respuesta que tuvieron del público en 12 días de feria, “mayor a de gestiones anteriores”.

Como destaque se puede mencionar la presencia, al fin, de instituciones invitadas que ayudaron a consolidar la agenda de actividades, aportando con eventos de diferente índole. Una de ellas fue la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FC-BCB), que trajo una “ciudadela cultural”, en la que se pudo ver una pequeña muestro de los nueve centros culturales y museos de la institución (a la falta de uno en Cochabamba); además de su oferta literaria de libros de arte que difícilmente se encuentran en las librerías locales. El otro ha sido la Cámara Peruana del Libro que no solo estrechó lazos con la cochabambina, sino que mostró una vasta oferta literaria de escritores peruanos en géneros especializados como el terror.

Se echó en falta la presencia de los que tendrían que ser los autores internacionales invitados: el cubano Leonardo Padura y el chileno Ramón Díaz; sin embargo, se puede resaltar la masiva presencia de niños y público infantil, no solo a través de colegios, sino con cuentacuentos y presentación de títeres.