Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 19:15

Exposición y libro rinde homenaje a antropólogo Jürgen Riester

Una serie de fotografías, cantos originarios y la presentación de su “Obra Reunida”, hacen parte del recuerdo de quien fue el guardián de las memorias de los chiquitanos.

Algunas de las fotografías que harán parte de la exposición-homenaje Jürgen Riester. FC-BCB
Algunas de las fotografías que harán parte de la exposición-homenaje Jürgen Riester. FC-BCB
Exposición y libro rinde homenaje a antropólogo Jürgen Riester

El Centro de la Cultura Plurinacional, dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FC-BCB), prepara una exposición-instalación en homenaje a la memoria del antropólogo alemán, Jürgen Riester, este lunes 9 de agosto, actividad a la que se suma la presentación de su “Obra reunida”, publicada por la Biblioteca del Bicentenario de Bolivia (BBB) y que será presentada en Santa Cruz de la Sierra. 

Ambas actividades se desarrollarán en las instalaciones del CCP también en el marco de la conmemoración por el Día Internacional de los pueblos Indígenas. La muestra integrará tres facetas de la obra del alemán: sus aportes a las organizaciones indígenas del país, su producción intelectual y su trabajo en el campo de la antropología visual educativa, según detalla una nota de prensa difundida por los organizadores. 

Las imágenes, que formarán parte de la exposición, corresponden al legado fotográfico que quedó a cargo del Apoyo para el Campesino-Indígena del Oriente Boliviano (Apcob), institución fundada y dirigida por Riester hasta sus últimos días. El antropólogo, en vida, impulsó también la creación de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB).

Jürgen Riester llegó a Bolivia en 1963. Indagó, conoció y trabajó con los pueblos del oriente, recopiló alrededor de 70 testimonios de los sobrevivientes guarasugw’e. Realizó una variada producción audiovisual, documentales y otras grabaciones; hizo libros y fue el primer extranjero en hablar la lengua bésiro de los chiquitanos, una de las cinco lenguas originarias que dominó.

Fue duramente atacado por defender la participación de los indígenas en Bolivia y solicitar la defensa y respeto de sus derechos, recibió amenazas de muerte, y en dos oportunidades superó los pedidos de expulsión del país generados por empresarios agroindustriales que lo declararon enemigo y lo acusaron de ser un agitador, un subversivo; pero nada detuvo su labor. 

Entre las naciones originarias del oriente es conocido por varios apodos, es el Abujá en lengua zamuco de los ayoreos, que quiere decir “Barbón”, Popetyakixh, por los chiquitanos moncox, en alusión a su costumbre de caminar siempre con abarcas, ojotas o sandalias de cuero, o bien, estar con los pies descalzos y Tiano Itimbae, apodo que entre los pobladores guaraníes del Izozog, le dieron por sus rasgos físicos. El antropólogo guaraní, Elías Caurey, explicó que los isoseños (izoceños) otorgan apodos a quienes consideran pasan a ser parte de ellos, en castellano significa “vieja sin naríz”.

Lo narrado es una muestra del afecto y la confianza que se ganó el antropólogo extranjero en medio de los pueblos originarios, por esa razón, el programa homenaje incluirá cantos, música originaria y contará con la presencia de Anacleto Peña, presidente de la Central Indígena de Comunidades Originarias de Lomerío (CICOL).