Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:04

Excandidato exhorta a alcalde no construir Palacio de Convenciones en predio de museo

El abogado y analista político José Carlos Sánchez Verazaín expone argumentos jurídicos para que Manfred Reyes Villa desista de su decisión de trasladar el Alcide d´Orbigny.
Personal técnico que participó en la inspección al Museo Alcide d´Orbigny. NOÉ PORTUGAL
Personal técnico que participó en la inspección al Museo Alcide d´Orbigny. NOÉ PORTUGAL
Excandidato exhorta a alcalde no construir Palacio de Convenciones en predio de museo

El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, debe cambiar su postura frente al Museo de Historia Natural Alcide d´Orbigny y “reconsiderar” su decisión de construir un Palacio de Convenciones en el predio que ocupa actualmente esta entidad de investigación científica, afirmó el excandidato a la Gobernación, José Carlos Sánchez Verazaín.

El abogado y analista político afirmó, en su cuenta de Facebook, que “en Cochabamba surgió un choque entre los ciudadanos y el municipio de Cercado, por la intención del alcalde Manfred Reyes Villa de construir en el lugar donde se encuentra el Museo Alcide d’Orbigny un Palacio de Convenciones”.

En su criterio, el burgomaestre se encuentra en una “posición jurídicamente errónea” y que debe reconsiderar, en atención a “fundamentos de puro derecho”.

Sánchez Verazaín recuerda que la Ley No 530 “Ley del Patrimonio Cultural boliviano”, promulgada el 23 de mayo de 2014, tiene el objeto de normar y definir políticas públicas que regulen la clasificación, registro, restitución, repatriación, protección, conservación, restauración, difusión, defensa, propiedad, custodia, gestión, procesos de declaratorias y salvaguardia del Patrimonio Cultural boliviano”.

Por lo tanto, asegura que “los propietarios y custodios de bienes del Patrimonio Cultural boliviano se constituyen en garantes de los mismos y están obligados a prevenir cualquier riesgo que afecte su integridad y conservación, debiendo responder penalmente por el daño, extravío, sustracción, robo o puesta en peligro, sea por negligencia, culpa o dolo”. 

Eso implica que, según su interpretación, las autoridades deben encargarse de proteger el patrimonio cultural boliviano y que ninguna instancia, privada o institución pública, “puede reclamar el derecho propietario del Patrimonio Cultural a título personal”.

Verazaín refuerza su postura al citar el artículo 4 I a del reglamento de la Ley No 530 que en su artículo 2 señala en forma textual: “…prohíbe la demolición de bienes inmuebles declarados Patrimonio Cultural boliviano...”. Incluso en su parte final advierte que existe responsabilidad penal por incumplimiento de deberes y deberán iniciarse las acciones penales que correspondan. 

Finalmente, recuerda que por la Ley No 593 de 31 de octubre de 2014 se declaró Patrimonio Cultural boliviano al museo objeto de controversia que en su artículo 1 sostiene: “Se declara Patrimonio Cultural Material Inmueble del Estado Plurinacional de Bolivia al Museo de Historia Natural Alcide D’Orbigny, ubicado en el municipio de Cercado del departamento de Cochabamba”.

Expropiación
En días pasados, el vocero del municipio, Henry Rico, afirmó que el terreno donde se encuentra el museo Alcide d'Orbigny fue expropiado por la Alcaldía en 1993 con la finalidad de que sea usado para la construcción del Palacio de Convenciones, en unas declaraciones realizadas en la inspección al espacio, realizada por la Gobernación de Cochabamba y el Ministerio de Culturas, Despatriarcalización y Descolonización; instituciones que pidieron que se cumplan las leyes que defienden el patrimonio. 

"La finalidad de la expropiación de los terrenos ha sido para la construcción y el emplazamiento del Palacio de Convenciones. Si no se cumple esa finalidad hay problemas de orden jurídico porque se expropia por necesidades públicas y para un determinado fin. Queremos algo que nos beneficie a todos", expresó Rico en esa oportunidad.

Hay dos espacios que se nombraron para el traslado del museo, el Jardín Botánico y el Parque Bicentenario.