Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 01:18

Estudio revela que público no vuelve a salas por costo de las entradas

Se trata de una investigación realizada en Nueva York y que concluye que las personas prefieren no invertir su dinero en cine y ahorrar para una crisis todavía amenazante. 
2017S12147
Foto de archivo de una sala de cine. OPINIÓN
Estudio revela que público no vuelve a salas por costo de las entradas

The New York Times (vía The Playlist) publicó un estudio llamado “Exhibition At Crossroads” hecho por los grupos Quorum, Cultique, y Fanthropology sobre los problemas de exhibición en las cadenas actuales y el tiempo que les tomará recuperarse de la pandemia mundial. 

Se entrevistaron a 2.500 personas que admitieron comprar boletos de cine durante el 2021 y el 51% reveló que compraron más boletos en fechas recientes; es decir, volvieron al cine a pesar de la pandemia. En este porcentaje, la mayoría son hombres blancos de entre 25 y 45 años de edad. Esto significa que el otro 49% de los encuestados todavía no regresa a las salas, y eso es preocupante para aquellos que manejan las cadenas de cines. De este porcentaje, la mayoría son mujeres enfocadas en el precio y el valor de acudir a ver una película. Aunque la preventa de "Spider-Man: Sin Camino a Casa" logró excelentes números, estando a la altura de "Avengers: Endgame"  que se estrenó antes de la pandemia, el estudio aclara que la gente, por ahora, prefiere ahorrar cada centavo, en especial por si se avecina otra crisis.

Por otro lado, 8% de los encuestados se considera como audiencia perdida; es decir, son gente que no se ve acudiendo al cine pronto y encuentra lo que necesita por otras vías, como Netflix, Amazon, HBO Max o AppleTV. Hay que recordar que muchos de estos servicios aprovecharon la pandemia para comprar derechos de exhibición y estrenar títulos de manera exclusiva, mientras que otras plataformas estrenan aquellas películas que estaban en cartelera hace un mes o menos. La gente en este punto prefiere esperar un poco en vez de salir de sus casas.

El asunto, además del temor al contagio y el duro golpe económico que la pandemia significó para la mayoría de las personas, es que el ir a ver una película no implica solo el costo del boleto. Entre los otros gastos los entrevistados mencionaron el valor extra de formatos como IMAX o 4D, la renta de lentes 3D, y la dulcería, donde los precios llegan a aumentar en más de un 50%.