Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 19:33

Estudio: Gastronomía y mujeres lideran economía creativa en el país

La pesquisa ha sido publicada en forma de libro en el marco del lanzamiento del censo de economía naranja que prepara la FEPC junto a Unifranz. 

Imagen referencial de la presentación de una feria gastronómica en Cochabamba.  ARCHIVO
La presentación de una feria gastronómica en Cochabamba. ARCHIVO
Estudio: Gastronomía y mujeres lideran economía creativa en el país

La economía naranja o creativa en Bolivia está liderada por la gastronomía y la mayoría de sus trabajadores son mujeres, según apunta un estudio realizado por el investigador y músico Santiago Laserna que ha sido publicado en forma de libro: “Economía creativa. Su contribución en Bolivia”, editado por el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES) y que estará próximamente a la venta. 

En la pesquisa el autor categoriza 23 sectores en la realidad nacional dentro de lo que se considera como industrias creativas, desde la gastronomía hasta la tecnología, pasando por la moda, marketing, turismo, artes plásticas o danza.  De todas ellas, la gastronomía es la que concentra mayor número de trabajadores, un 34% del total de la economía naranja, seguido por educación (28.77%), moda (14.26%) y ya con una considerable distancia la artesanía (5.34%).

Para ubicar a las artes como tal se debe bajar hasta el sexto puesto donde se encuentra arquitectura y diseño de interiores y después al noveno con música.

La economía naranja o creativa es un concepto introducido hace más de 20 años por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que está relacionado con la cultura, el arte y cualquier otra disciplina que tenga la creatividad como valor agregado. El libro de Laserna ha sido publicado en el marco de la presentación del primer proyecto del Instituto de Progreso Económico Empresarial (IPEE) que realizará un censo a la economía naranja de Cochabamba, en una primera fase, y después de toda la región metropolitana Kanata.

El censo y posterior estudio de los resultados tiene como una de sus bases la investigación de Laserna que a su vez tomó como base de datos la Encuesta de Hogares de 2018 del Instituto Nacional de Estadística (INE). Son números que le permitieron concluir que la economía creativa “es principalmente un fenómeno femenino”, al estar compuesto en un 62% de trabajadoras creativas, la gran mayoría concentradas en los sectores de gastronomía, educación y moda; superan a los hombres también en el área de investigación o en la industria de juguetes, y compiten muy cerradamente en la literatura.

La medición del impacto y características de la economía naranja en el país se realizó en base al número de trabajadores creativos de cada uno de los sectores enunciados. Las dos primeras categorías que son la gastronomía y la educación suelen ser constantemente mencionadas en textos o columnas, pero no ser incluidas en los estudios de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (Unctad, por su siglas en inglés). Sin embargo, el autor las tomó en cuenta por “el potencial de crecimiento que tienen recurriendo a muy poca inversión en innovación”.

Complementa: “por ejemplo, una vendedora ambulante de la calle puede llegar a atraer una mayor clientela con una leve innovación de receta o énfasis en higiene o creación de marca e imagen, entre otras opciones de bajo costo”.