Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 12:53

Equipo técnico de filme boliviano reclama deuda y director promete pago con reestreno

La inversión requerida en una película de época, el abandono de socios y un estreno que coincidió con los conflictos sociales son algunas de las razones de las pérdidas económicas de “Fuertes”.

Fotograma de “Fuertes”: ARCHIVO
Fotograma de “Fuertes”: ARCHIVO
Equipo técnico de filme boliviano reclama deuda y director promete pago con reestreno

A un mes para que se cumpla su estreno, en 2019, de la película nacional “Fuertes”, alrededor 50 miembros del equipo técnico denuncian la deuda de un porcentaje de sus sueldos, unos 60 mil dólares. Por su parte, uno de los directores, Óscar Salazar, indicó que el filme sufrió el abandono de muchos socios y se han generado pérdidas, apostando el pago en un reestreno.

La cinta terminó de ser rodada a finales del 2017, tiempo que coincidió con la salida de algunos socios; sin embargo, Salazar se comprometió a pagar “sino no salía la película”, según cuenta uno de los técnicos que pidió mantener su identidad en reserva. Cuenta que tiempo después el director pidió dejar estrenar la cinta, que finalmente vio la luz el 17 de octubre de 2019, y firmar un nuevo contrato, ya que el anterior había sido suscrito con los anteriores socios. Los pagos faltantes se realizarían en cuatro cuotas desde septiembre de 2019 hasta el mes del presente año; sin embargo, solo recibieron el primer deposito, en enero.

Salazar, quien está proyectando su película en el Festival Internacional de Cine de las Alturas, declaró a este medio que los directores de área son los que menos han recibido y los “cargos menores”, los que más. “Junto con Franco (Traverso, el codirector) nos hemos adeudado al punto de yo hipotecar mi casa y él la de sus padres. Algunas personas nos dejaron en medio del camino, han estado en el set el último día para después irse y olvidarse del tema. Hemos ido remando, pagando lo que se ha podido”, refirió.

Agrega que “Fuertes” tuvo un prometedor arranque en taquilla durante su primer fin de semana de exhibición, pero días después comenzaron los conflictos postelectorales que sacudieron y detuvieron al país, incluidas las salas de cine.

La película, que recrea un episodio histórico de la Guerra del Chaco, con la participación en la batalla de la Cañada Esperanza en el que se unieron jugadores y dirigentes del club The Strongest, costó 1.5 millones de dólares, del cual consiguieron solo 50 mil, parte financiada por el Programa de Intervenciones Urbanas. Ahora Salazar, que lamenta la falta de apoyo de anunciantes, ve la única manera de recuperar lo perdido es un reestreno o reventa del filme.