Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:22

Presidentes, dibujantes y artistas despiden a Quino entre el desconcierto y el honor

Luego de que se confirmara la muerte del inventor y "padre" Mafalda, personajes se expresaron en redes sociales para dejar constancia de la pérdida.
La caricatura de Mafalda junto a Quino. Rueda de Prensa
La caricatura de Mafalda junto a Quino. Rueda de Prensa
Presidentes, dibujantes y artistas despiden a Quino entre el desconcierto y el honor

"Murió Quino, lloramos todos", tituló Infobae, minutos después de que se oficializara hoy el deceso del ilustrador argentino Joaquín Salvador Lavado, el hombre argentino que creó a la crítica Mafalda y falleció a los 88 años. "Hoy, Mafalda llora su pena", prefirió encabezar el sitio Rueda de Prensa, en clara alusión al personaje que ya no tiene a su "padre".

El mundo se hizo eco del fallecimiento del dibujante nacido en la ciudad mendocina de Guaymallén. Y también se pronunciaron personajes conocidos. Uno de ellos fue el expresidente de México Felipe Calderón, quien tuiteó: "¡Una pena! Gracias por dejarnos a tan singular personaje, Mafalda. Descanse en paz, Quino".

"Se murió Quino. Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará", dijo el también dibujante Daniel Divinsky, mientras que Miguel Rep publicó concisamente: "Se fue mi segundo papá. Gracias por todo, Quino". 

El cantante español Ismael Serrano, conocido por temas que han trascendido fronteras como "Papá, cuéntame otra vez", "Amo tanto la vida", "Eres" y "Ahora que te encuentro" no quedó ajeno al rito virtual de despedida. Usó su cuenta de Twitter para recordarlo. "Se murió Quino. Qué pena más grande. Se podría decir que aprendí a leer con Mafalda. A día de hoy sigo haciéndolo. Leyéndolo y aprendiendo a leer. Gracias, Quino. DEP".

 La escritora, actriz y directora dominicana Laura Gómez, parte del elenco de la serie Orange Is The New Black, confesó que Mafalda fue su libro de cabecera. "Me acabo de enterar de la muerte de Quino. Más que tristeza siento un profundo agradecimiento. Mafalda ha sido libro de cabecera desde que soy pequeña, aún cuando no entendía su vasta riqueza y su denuncia de la condición humana y del mundo. Ha sido mi biblia y Quino, su profeta".