Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:17

Editorial 3600 publica su primer libro interactivo, ‘Tenemos sed’

La escritora y periodista Eva Sofía Sánchez escribe un relato de misterio, que involucra investigación, parricidio, hard metal y oscurantismo. 
Portada de libro “Tenemos sed” y su autora Eva Sofía Sánchez. EDITORIAL 3600
Portada de libro “Tenemos sed” y su autora Eva Sofía Sánchez. EDITORIAL 3600
Editorial 3600 publica su primer libro interactivo, ‘Tenemos sed’

La Editorial 3600 se inicia en la narrativa “transmedia” publicando el libro digital e interactivo “Tenemos sed” de la escritora y periodista Eva Sofía Sánchez, en una obra que combina texto, imagen, video y música.

La historia desvela en clave de investigación y de forma episódica un entramado en el que tres hechos parecen estar relacionados: la misteriosa aparición de un manuscrito que es indagado por un periodista, un parricidio ocurrido en noruega y en el que, se sospecha, está involucrando una banda de rock y la desaparición de siete adolescentes en el centro ecológico de Cuevas, ubicado en Samaipata. En el centro de todo hay rituales paganos, oscurantismo, satanismo y una obsesión por el metal extremo. “En el fondo, ‘Tenemos sed’ reflexiona acerca de la represión y de las consecuencias que provoca en un ser humano”, apunta la autora.

Los diferentes medios que comunican una sola historia tienen la intención de inmiscuir al lector en la particular atmosfera del relato. De esta manera, muchas partes del libro están pensadas para ser leídas mientras se escucha la música de fondo, una composición original para “Tenemos sed” de Juan Manuel Chahin, quien creó la melodía de Inercia, la banda en la que tocan algunos de los personajes. Chahin, miembro de la banda cruceña La Luz Mandarina, es especialista en jazz performance e improvisación en música argentina. 

Cada una de las canciones creadas cuentan con su propio videoclip, mientras que las fotografías son de Santiago Cuellar, tomadas hace unos 20 años atrás y que de manera críptica y ciertamente tenebrosa retrata los imponentes y turísticos cerros de la localidad de cuevas. Entre la composición, masterización y la edición de videos, se empleó un año de trabajo.

Sánchez comenta que su libro es una especie de novela de “textos encontrados”, haciendo referencia al género cinematográfico found footage (metraje encontrado), que proliferó y se popularizó a principios de siglo con cintas como “La Bruja de Blair” o “Cloverfield”. Se trata de un ejercicio similar “pero en literatura”. 

 “La gran preocupación fue entonces la estructura. ¿Cómo ordenar los capítulos? Había que armar una trama verosímil sin que se note forzada. Otra intención fue que la obra mantenga su tono de misterio y que a la vez cada capítulo sea más intenso que el anterior, para llegar a un crescendo máximo en el capítulo final”, expresó Sánchez. 

A pesar de que el relato no fue concebido por su realizadora como una obra transmedia, en el proceso de escritura, que comenzó con un ficticio blog sobre la banda, fue el mismo relato el que reveló que lo necesitaba. “Tenemos sed” se puede adquirir en el portal web venbo.shop y tiene un precio de 50 bolivianos; una vez adquirido el comprador tiene acceso durante 12 meses.