Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:07

Diseño, pintura y textil dialogan en la muestra de Maya McLean

Orlando Alandia y Beatriz Oggero inauguran un nuevo espacio que busca brindar un lugar diferente para las exhibiciones de arte. 

Orlando Alandia y Beatriz Oggero en Casa Maya Mac Lean. NOÉ PORTUGAL
Orlando Alandia y Beatriz Oggero en Casa Maya Mac Lean. NOÉ PORTUGAL
Diseño, pintura y textil dialogan en la muestra de Maya McLean

Las pinturas de Orlando Alandia y los textiles de Beatriz Oggero dialogan e interactúan con las lámparas, muebles y cortinas de Casa Maya McLean, un nuevo espacio para el diseño de interiores que busca integrar en su oferta a las artes plásticas. 

El lugar, ubicado en el parque Fidel Anze (acera norte) entre Eudoro Galindo y Quezada #929, se inaugura hoy a las 18:00 horas. Las obras de Alandia y Oggero se mantendrán durante todo el mes de septiembre. El primero presenta una docena de obras en diferentes formatos, mientras que la segunda presenta nueve textiles, entre ellos cinco bordados, que los realizó durante la cuarentena y en los que plasma los ríos de la Amazonía. 

“Ha sido novedoso para mí, en el sentido como artista. Cuando exponemos en una galería tienes el espacio desnudo, donde los cuadros tienen que hacer los espacios. En este caso ha sido muy interesante insertar los cuadros en un espacio habitable. Estamos uniendo la pintura, el arte textil, la arquitectura en un concepto estético. Ha sido más difícil, tal vez, nos ha puesto la necesidad de pensar un poco más y mantener una forma estética de manera integral”, expresa el pintor orureño que exhibe sus cuadros realizados con óleo y alquitrán que simulan formas y estructuras líticas. 

Por su parte, la uruguaya Oggero ha llevado un textil que comenzó en 2011 y lleva 10 años añadiéndole nuevas partes. Experta en la tradición de su oficio, conocimiento que se justifica en su labor de docente e historiadora del arte, afirma que el textil es como nuestra segunda piel, “las cortinas, las sábanas, los pañales. Desde que nacemos hasta que nos vamos estamos en textiles”. 

“El arte textil empieza en el neolítico, la primera revolución industrial de la historia y duró hasta el siglo XVIII y de ahí, ¿quiénes hicieron la revolución industrial? Los textiles, con los telares mecánicos”, agrega Oggero. 

La amistad entre Oggero y Alandia se remonta hace 25 años, cuando ambos llegaron a Cochabamba, una de vuelta de Uruguay y el otro de Italia. Armaron un taller juntos, en la antigua Casa Blanca de la esquina de la Ecuador y España, juntando su arte con la del fotógrafo Ariel Paz y con las clases de teatro de Martha Giorgis.