Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:58

“Diariamente” se estrena en abril presencial y online

El documental ganador del tercer Fondo de Fomento a la Producción A Cielo Abierto llegará primero a la Cinemateca para después proyectarse por Facebook. 
Los dos afiches oficiales de “Diariamente”.  FESTIVAL A CIELO ABIERTO
Los dos afiches oficiales de “Diariamente”. FESTIVAL A CIELO ABIERTO
“Diariamente” se estrena en abril presencial y online

“Diariamente” es el gigantesco proyecto de cuatro horas de duración, resultado de 143 días de filmación y 1200 horas de edición, del director Joaquín Tapia, ganador del tercer Fondo de Fomento a la Producción A Cielo Abierto, festival bianual organizado por el Centro Simón I. Patiño. 

Se espera que la película llegue en primera instancia a la Cinemateca Boliviana de La Paz, con fechas todavía por definir. Después, será estrenada en todo el país de manera online, en el Facebook del Centro Simón I. Patiño, que exhibirá el documental de manera serializada, en cuatro entregas, de una hora cada una, cada sábado, del 24 de abril hasta el 15 de mayo. Finalmente estará disponible en la plataforma de boliviacine.com, desde el 15 de mayo. 

“Diariamente” es una película arriesgada y sumamente particular, tanto en su propuesta como desarrollo: un híbrido entre el documental y la ficción, con toques de surrealismo, realidad barrial y conflictos entre autoridades y vecinos. El filme se concibió en base a cuatro objetivos que existían aun antes de que se haya conseguido financiamiento: 1) que la película tenga una narradora en voice over," 2) que cambie de estilo constantemente, 3) que trate de Caliri y  4) que muestre cómo se coquetean los adolescentes del barrio escuchando reggaetón.

Tapia comentó a este medio que siempre quiso hacer un filme sobre su barrio Caliri, así como se vio seducido por diferentes documentales que utilizaban la voz en off como un recurso narrativo y estético.  Los estilos son cambiantes, con una propuesta visual que va desde fotos, con imágenes quietas, hasta entrevistas con los sobrevivientes de la residencia. Filmó un conflicto particular: la llegada del subalcalde de Bolognia, que a su vez alberga a Caliri, para solucionar la jurisdicción de un terreno baldío, que se debatía entre ser propiedad municipal o privada. 

La sinopsis reza: “Una vez empezó la filmación, ha surgido un personaje central, Máximo Aguilar, y una investigación sobre los problemas legales originados en la historia de Caliri y los barrios aledaños. La historia de Máximo se ha ficcionalizado y la investigación ha sido encapsulada como un sueño suyo, que en principio es relatado por su co-estrella, Daily Mercado.