Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 16:55

Destruyen en Viena retratos de una exposición sobre víctimas del Holocausto

Destruyen en Viena retratos de una exposición sobre víctimas del Holocausto

Varios retratos de supervivientes del Holocausto, expuestos en una céntrica avenida de Viena desde hace tres semanas, fueron destruidos y dañados anoche por desconocidos, según constató Efe.
El proyecto del fotógrafo italo-alemán Luigi Toscano, tiene como objetivo luchar contra el olvido del genocidio realizado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.
Al menos ocho de los cerca de 100 retratos gigantes, proyectados sobre una tela especial plastificada que aguanta estar a la intemperie, fueron destruidos y dañados.
Ya es la segunda vez en los últimos días que la instalación de Toscano en Viena es víctima de actos de vandalismo.
La semana pasada aparecieron varios retratos con cruces esvásticas y otras pintadas ofensivas contra los judíos, que fueron borradas desde entonces.
El presidente federal austríaco, Alexander Van der Bellen, expresó hoy en la red social Twitter su "profunda consternación" por lo sucedido anoche.
"Yo sé que la gran mayoría de la sociedad austríaca rechaza con claridad los crímenes del nazismo. Es desgarrador que haya personas que no saben afrontar la verdad y advertencia que expresan estas fotos", agregó el presidente.
"#Nunca más no debe ser solo una expresión - tenemos que vivirlo cada día!", concluyó Van der Bellen.
La muestra, con fotos de supervivientes de varios países, ha estado ya en grandes ciudades de EEUU, Alemania, Ucrania o Rusia.
Todas las personas retratadas tienen hoy entre 85 y 96 años de edad, como la estadounidense, de origen vienés, Susan Cernyak, una superviviente del campo de exterminio de Auschwitz, quien dedicó a esta muestra la siguiente frase: "Si nos olvidamos del pasado, estaremos condenados a repetirlo".
Como parte del Tercer Reich, Austria participó activamente en el Holocausto, el asesinato industrial de seis millones de los entonces siete millones de judíos europeos.
Solo en Austria fueron asesinados 65.000 judíos, mientras que otros 135.000 lograron escaparse a tiempo.