Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 12 de julio de 2020
  • Actualizado 06:11

ESTRENARÁ "MI SOCIO 2" EL 16 DE DICIEMBRE

David Santalla escribe su tercer libro en el hospital

Es una nueva entrega de su serie autobiográfica que narra sus comienzos en el teatro. El actor se encuentra estable esperando su tratamiento. 
David Santalla firma uno de sus libros de su saga autobiográfica, en el hospital Arco Iris. FACEBOOK
David Santalla firma uno de sus libros de su saga autobiográfica, en el hospital Arco Iris. FACEBOOK
David Santalla escribe su tercer libro en el hospital

El cáncer no ha frenado la producción artística del comediante y actor boliviano David Santalla (“Mi socio”, “Cuestión de”), quien desde el hospital se encuentra escribiendo la tercera parte de una serie de libros autobiográficos.

Santalla se encuentra hospitalizado hace dos semanas, en una fase preparatoria para comenzar las quimioterapias que emperezarían el martes o miércoles para combatir el linfoma, contó su esposa Sandra Saavedra. 

A pesar de ello, se encuentra en un “estado estable”, que le da la esperanza y permite planificar sus siguientes dos funciones treatrales y la secuela “Mi Socio 2” del director Paolo Agazzi que se estrena el 16 de diciembre. “No se cae facilmente. Sigue con la misma chispa y sentido del humor tan característico de él”, comentó Saavedra.

60 años

Aproximadamente lleva Santalla en el teatro, creando la compañía Santallazos y personajes como Enredoncio y Salustiana.

Después de sus dos primeras obras de memorias “Aquel niño travieso que fui” y “Aquel jovenzuelo travieso que fui”, Santalla continúa haciendo una retrospectiva de su vida, narrando en esta tercera entrega sus comienzos como artista. Relata su salto del programa radial “Alí y Babá” a las tablas, así como sus primeros coqueteos con el cine. 

Del mismo modo refleja los tropiezos y caídas que tuvo en esa carrera cuando por ejemplo solo asistieron siete personas a su primera función de teatro. 

Saavedra se mostró muy agradecida con el público que ha estado comprando los muñecos y libros que vende Santalla en el hospital, así como con los depósitos bancarios.