Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:28

El cómic y el arte boliviano exploran la ciencia ficción y los mundos distópicos

Dos obras escritas enfrascan su trabajo en la representación literaria de mundos distópicos y rozan el panorama de la ciencia ficción y el futurismo.
Dibujo de Facebook de la ciudad de El Alto en Altopía (i) junto con la portada del Tercer mundo después del sol, que alberga el texto de Giovanna Rivero.
Dibujo de Facebook de la ciudad de El Alto en Altopía (i) junto con la portada del Tercer mundo después del sol, que alberga el texto de Giovanna Rivero.
El cómic y el arte boliviano exploran la ciencia ficción y los mundos distópicos

Dos obras literarias exploran el campo de la ciencia ficción y los contextos distópicos y marcan un nuevo camino para el cómic y el arte boliviano en general.

Altopía es un cómic, creado por Joaquín Cuevas, quien fue director de animación de Abuela Grillo, y Alejandro Barrientos, juntos proponen un contexto futurista y distópico en la ciudad de El Alto en base al imaginario colectivo de muchos ciudadanos alteños y a distintos sucesos históricos como la Guerra del Agua.

Para los dos artistas, el cómic es también una novela gráfica que intenta retratar “El Alto del futuro”. En el mismo se ven naves inspiradas en las cabinas del teleférico, micros con patas de metal gigantes que cargan montículos en la parrilla del vehículo, entre otros.

El cómic consta de cuatro episodios, cada uno con tres partes que tendrán tres entregas por separado, mismos que serán publicados en la página web de La Viñeteca el último miércoles de cada mes.

En la misma órbita, El relato “Other voices” de la escritora cruceña Giovanna Rivero, del libro de cuentos “Tukzon”, sitúa al lector en el imaginario de una voz adolescente fantasma, en el contexto de una de las víctimas del atentado del 11 de septiembre de las Torres Gemelas.

“Esta voz que narra su caída desde la torre sur tiene ahora una perspectiva distinta, post mortem, que le permite ver ciertas cosas que suceden en Nueva York, poco antes de que sucediera el 9-11. Una mirada matizada de ironía, que ni la muerte consigue quitar cierta vitalidad”, explicó Rivero a este medio.

Rivero aporta con uno de los cuentos que forman parte de “Tukzon”, publicado originalmente en 2008 por la editorial La Hoguera y que años después sacó una segunda edición con una historieta creada por Billy Castillo. Se trata de un libro que conjuga un “conjunto de miradas ortogonales, un tanto hiperbólicas, de algunos de los aspectos de la vida en EEUU”, como reseña la misma autora.