Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 19 de mayo de 2022
  • Actualizado 10:40

Cine boliviano por streaming toma fuerza con dos plataformas

BoliviaCine y Cocine difunden, a través de una modalidad en línea, documentales, ficciones y cortos de producción nacional. 
Interfaz de la plataforma BoliviaCine
Interfaz de la plataforma BoliviaCine
Cine boliviano por streaming toma fuerza con dos plataformas

La proyección de películas por streaming, tendencia mundial con ejemplos como Netflix y HBO GO, era una modalidad ajena para la producción nacional hacía unos tres meses atrás. Ahora, con la consolidación de las plataformas BoliviaCine y Cocine, el método toma fuerza y se presenta como principal alternativa para ver cintas bolivianas que resisten poco tiempo en las carteleras nacionales y, en el caso de los documentales, difícilmente llegan a salas comerciales. 

BoliviaCine fue finalmente lanzada ayer, tras dos intentos fallidos. Primero, fueron los problemas del sistema de pagos, y después el soporte para navegadores como Google Chrome y Safari. Ahora la plataforma es funcional y está disponible con un catálogo de 17 películas, entre 11 largos y 11 cortos, que se pueden de ver de manera gruita hasta el 10 de abril.

Está selección para la cuarentena está conformada por ficciones (“El estado de las cosas” de Marcos Loayza, “El río” de Juan Pablo Ritcher, “La tonada del vieno” de Yvette Paz Soldán y “Los viejos” de Martín Boulocq) y documentales (“Quinuera” de Ariel Soto, “Algo quema” de Alfredo Ovando Candia, “El corral y el viento” de Miguel Hilari, “Madre agua” de Bernard Marinovitch, “Diario de piratas” de Álvaro Olmos, “Mar negro” de Omar Alarcón y “El rey negro” codirigida por Paola Gosalvez y Luis Carlo Nascimiento).

 Los cortos disponibles son “Las armas de casa” de Zenobia Machicado, “Waqayñan” de Ariel Soto, “Cuentos de la cuenca” de Andy Garnica, “Mirando el espejo” de Omar Alarcón, “Matrimonio aymara” de Álvaro Olmos y “Birlochas” de Luis Borda Torres.

La página web anuncia el estreno de unas próximas 28; además uno de los cocreadores, Olmos, indicó que el catálogo se ira alimentando progresivamente hasta llegar a las 60 películas de las cuales cuentan con derechos. El precio, después del 10 de abril, será de 40 bolivianos por compra y 25 para renta, para aquellas películas que fueron estrenadas en los últimos tres años. Mientras que las “clásicas”, que tengan más de tres años de antigüedad, tendrán un costo de 25 bolivianos para compra y 15 para alquiler.  

Olmos explica la diferencia de estos dos modos de pago: “Cuando eliges comprar las películas se quedan en tu perfil de manera indefinida o hasta el momento en que termine el contrato del filme con la plataforma. Mientras que en la renta, la cinta estará disponible por 48 horas”.

Otra plataforma que se ha aventurado a la difusión del cine boliviano a través del VOD (Video On Demand) es Cocine, con un canal de Youtube (https://www.youtube.com/channel/UC1_dqdIppEf9Ry6kguTQ0GQ) que estrena diariamente, a las 20:00 horas un cortometraje. Desde el viernes se han ido lanzado producciones como “Tres pasos al frente” de Alfredo Ovando Candia, “Esperanza” de José Antonio Villegas, “La Chingola o el vaso de cristal” de Catalina Raziini y “Polvo” de Emiliano Longo. Mañana, miércoles se estrenará “Sueño en el cuarto de rojo” de Silvia Rivera y el jueves “Buenos Aires” de Daniel Gil. 

Cocine es una iniciativa que viene trabajando del 2018 con la Cinemateca boliviana, organizando un evento trimestral llamado Menú audiovisual. Para este evento se seleccionan tres cortometrajes de realizadores bolivianos y/o extranjeros que residan en el país.  Todas las reproducciones en el canal de Youtube de Cocine son gratuitas.