Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:53

“Chaco” de Diego Mondaca se proyecta en EEUU y Europa; sin fecha de estreno en Bolivia

Fotograma de “Chaco”: ARCHIVO
Fotograma de “Chaco”: ARCHIVO
“Chaco” de Diego Mondaca se proyecta en EEUU y Europa; sin fecha de estreno en Bolivia

El debut en largometraje del cineasta Diego Mondaca, “Chaco”, se proyectará en Alemania (en la edición 28 del Filmfest de Hamburgo) y en Estados Unidos, en la 31ava edición del Festival de Cine Latinoamericano de AFI. La cinta del director orureño, estrenada en el festival de Rotterdam, aún no tiene fecha de estreno en Bolivia, “pero se lucha para que llegue este año”, informó su autor.

La presencia de “Chaco” en ambos encuentros se llevará a cabo este mes de septiembre. En Alemania, el Filmfest de Hamburgo será de manera presencial y exhibirá el filme nacional el sábado 26 y el domingo 27 y el miércoles 30. Con las salas aun cerradas en Estados Unidos, el American Film Institute (AFI) ha decidido llevar a cabo su evento de cine de manera virtual, ofreciendo una especie de filmoteca con un catálogo de más de 150 películas en las que se encuentran la opera prima de Mondaca, que se podrá ver en todo el territorio norteamericano del 25 de septiembre hasta el 7 de octubre.

Inspirado en las experiencias de su abuelo, el debut en largometraje de Mondaca es una febril odisea en la memoria de una guerra cruel, pero a menudo olvidada, entre Bolivia y Paraguay, que se desarrolló entre 1932 y 1934 en el duro terreno del Chaco Boreal a lo largo de la frontera entre Bolivia y Paraguay, un área que ha sido objeto de una disputa entre las dos naciones desde 1825. Está ambientada en 1934, y la trama sigue a un pequeño regimiento boliviano, compuesto principalmente por soldados indígenas aymaras y quechuas, mientras recorren el inhóspito territorio. Llanuras y bosques en constante búsqueda de alimento, agua y el siempre esquivo enemigo. Bajo el mando de un implacable capitán alemán, un personaje basado en Hans Kundt, un coronel retirado de la Primera Guerra Mundial que dirigió la campaña militar boliviana durante la Guerra del Chaco, el regimiento enfrenta raciones menguantes, disputas internas y energía menguante. Pero incluso mientras el aislamiento, la desesperación y el hambre crecen con cada día, cada marcha infernal y cada campamento erigido apresuradamente, el capitán insiste en que persigan su misión a toda costa y contra toda razón.

El AFI ha destacado la película como “una poderosa evocación del absurdo de la guerra, con ecos de “Aguirre, la ira de Dios” y “Apocalypse Now, que transmite la angustia intensa y visceral de la guerra sin combate, disparos o incluso un soldado enemigo a la vista”.