Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 13 de diciembre de 2019
  • Actualizado 16:41

“A VIDA INVÍSIVEL” DE KARIM AINOUZ SE LLEVÓ EL GRAN PREMIO

Brasil y España arrasan en Una Cierta Mirada de Cannes

La sección es la segunda más importante del festival que se desarrolla en Francia, y acoge películas más innovadoras de cineastas noveles y poco habituales.
Brasil y España arrasan en Una Cierta Mirada de Cannes


España y Brasil arrasaron ayer en la sección oficial Una Cierta Mirada del Festival de Cannes, donde el brasileño Karim Aïnouz se llevó el gran premio y los españoles Oliver Laxe y Albert Serra, respectivamente, el premio del jurado y el premio especial del jurado.

Aïnouz triunfó con “A vida invisível de Eurídice Gusmão”, una denuncia del patriarcado con la que homenajea a las mujeres invisibilizadas de su país natal.

Laxe fue distinguido por “O que arde”, un retrato intimista sobre el regreso a casa de un gallego condenado por pirómano, mientras que Serra logró el premio especial con la provocadora “Liberté”, en la que un grupo de libertinos, con el siglo XVIII como telón de fondo, satisfacen sus filias ante la cámara.

“Aprovecho para dedicar este premio a los cineastas españoles que intentan hacer un cine esencial en un momento en el que el cine en España está tan polarizado. Se lo dedico para que sigan haciéndolo. Vamos a cambiar la situación, vamos a ganar”, señaló emocionado Laxe.

El premio a la mejor dirección se lo llevó el ruso Kantemir Balagov por “Beanpole” y la distinción “Coup de coeur” (flechazo) del jurado fue para “La femme de mon frère”, de Monia Chokri, y “The climb”, de Angelo Covino.

La italiana Chiara Mastroianni se alzó con la mejor interpretación por "Chambre 212", de Christophe Honoré, mientras que Bruno Dumont recibió por "Jeanne" la mención especial del jurado.