Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 18 de abril de 2024
  • Actualizado 00:56

Boris Rodríguez muere a los 74 años, uno de los fundadores de la batería boliviana

Fabricó su primer instrumento y fue uno de los pilares de la Nueva Ola, que trajo el movimiento del rock al país a finales de los 60 y comienzos de los 70.

Boris Rodríguez muere a los 74 años, uno de los fundadores de la batería boliviana

El baterista paceño Boris Rodríguez (1945), uno de los primeros en darle identidad e importancia al instrumento en la música nacional, falleció a los 74 años, a causa de un paro cardiaco, de acuerdo a una publicación de un familiar cercano.

Rodríguez es uno de los pioneros que iniciaron la historia del rock en el país, al ser figura importante de la Nueva Ola, movimiento surgido a finales de los 60 y comienzos de los 70 que trajo el género a Bolivia. Fue uno de los fundadores de la banda Loving Darks, cuyo EP “Complicado”, es una de las grabaciones más escuchadas de la música nacional, llegando a ganar un disco de oro.

“Antes de que irrumpa la Nueva Ola, la batería era un instrumento de acompañamiento. A partir de bateristas como Boris Rodríguez, Álvaro Córdova de Climax y Jorge Cronembold (Wara) es donde el instrumento empieza a tener un alcance diferente tanto en su ejecución como su importancia en una banda de rock. Marcó época (Rodríguez), sobre todo, porque estuvo en los inicios del movimiento rockero”, comentó Marco Basualdo, periodista y autor del libro “Rock boliviano: cuatro décadas de historia”.

Basualdo cuenta que Rodríguez tuvo desde muy chico una afición por la instrumentación, llegando a fabricar su primera batería, al igual que Córdova, quien la bautizaría como “batería andina. Empezó en el grupo Black Byrds, uno de las agrupaciones génesis del movimiento del rock paceño, “pero no logró la respuesta esperada”. Migró después a Argentina, donde llegó a ser parte de Arco iris, banda fundacional del rock en el país rioplatense.

“Imagínate lo que es estar con Gustavo Santaolalla (vocalista de Arco Iris). En Bolivia, nunca se valoró ese dato, somos muy ingratos. Incluso había gente que lo desmentía, pero después Santaolalla se reunió con él y recordaron el trabajo que hicieron juntos”, ilustra Basualdo.

Boris alcanzó la cumbre del éxito con Loving Darks, con tres EP’s, ganando “Complicado” el disco de oro y con un reconocimiento por parte del público y de sus iguales.

“En aquellos años no existían tiendas de música que te traigan baterías para elegir, tenías que tener el contacto afuera y esperar un largo tiempo para tener el instrumento. Esa generación se cargó al hombro sueños por hacer realidad algo que parecía tan lejano. Ahora es cercano tocar una guitarra, aparecer en un video, en esa generación todo era muy difícil, a contrarreloj, pero él (Boris) lo hizo”, concluye Basualdo.