Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 10 de diciembre de 2019
  • Actualizado 09:01

Al-Azar: “Es muy difícil trabajar en esas condiciones para cualquiera”

El artista dijo que su libertad de expresión fue "atentada y agredida"
Un dibujo anterior de Alejandro Salazar publicado en La Razón.
Un dibujo anterior de Alejandro Salazar publicado en La Razón.
Al-Azar: “Es muy difícil trabajar en esas condiciones para cualquiera”

El caricaturista Alejandro Salazar (Al-Azar) dejó de publicar ayer en la sección del periódico paceño La Razón alegando “temas de seguridad”, debido a los constantes insultos y amenazas que recibió en las últimas semanas, por el contenido publicado en dicho diario, tanto en el formato impreso como en sus redes sociales.

“Es un ambiente en el que uno recibe amenazas e insultos constantemente. Es muy difícil trabajar en esas condiciones para mí o cualquier otra persona en su empleo”, expresó en un contacto telefónico con OPINIÓN.

“El artista y amigo de La Razón Alejandro Salazar (Al-Azar) ha comunicado a la Dirección que, dado el asedio del que ha sido objeto en las últimas semanas por sus viñetas políticas, no tiene las condiciones para continuar realizando ese trabajo creativo en nuestras páginas editoriales. Por ello, debe replegarse a la espera de un ambiente más tolerante y menos agresivo”, dijo el diario paceño en un comunicado oficial.

La Dirección de La Razón lamentó la decisión del caricaturista expresando que respetan “solidariamente sus razones”.  

“Contra el asedio y en defensa de la libertad de expresión, como testimonio de este impedimento a la creación gráfica, dejaremos temporalmente en blanco los espacios ocupados por Al-Azar en nuestras páginas. Ya vendrán tiempos mejores para su regreso”.

Uno de los últimos trabajos de Salazar que salió el anterior fin de semana  fue una caricatura que ilustraba lo que el autor define como una agresión de la policía contra el pueblo con la frase: “Ministro Murillo. Identificado el campamento castro-chavista”, por parte de un oficial.

Las redes sociales del medio de comunicación, que trabaja en la sede de Gobierno, se inundaron de diversos tipos de mensajes tanto a favor como en contra del caricaturista. 

Algunos lo respaldaron y le dijeron: “Estamos contigo, Al-Azar. Fuerza. Recibes palo solo por decir la verdad”. 

12 A F1 NUEVA

Otros, por el contrario, expresaron su reproche calificando sus obras de “vendidas” al expresidente de Bolivia, Evo Morales. “Puedes exteriorizar tu desacuerdo, pero jamás dejaremos pasar las mentiras”, indicaron algunos internautas.

“En humor no sirve ser neutral porque el humor político siempre fue y será antipoder, antiabuso, esto desde que en Inglaterra y Francia aparecieron los primeros periódicos y revistas. Ahí nace la crítica al abuso, a la corrupción del clero, la iglesia en general, los reyes, los monarcas, los dictadores y policias”, señaló el caricaturista de OPINIÓN, Javier Menchaca, en una nota publicada el 10 de noviembre del año en curso.

En una aclaración publicada en las redes sociales, periodistas y fotógrafos de La Razón señalaron no estar “necesariamente de acuerdo” con el editorial “Golpe de Estado”, publicado el 13 del mes pasado, y una caricatura que muestra una especie de tranqueta apuntando a una mujer de pollera y niños con los brazos levantados, difundida el 12 de noviembre de este año. Dich aclaración fue por los constantes reproches de los que la plantilla de reporteros “ha sido blanco” en su cobertura diaria. 

Salazar aún no determinó si su decisión es temporal o definitiva.

“Lo veré de acuerdo a cómo vayan avanzando los hechos a lo largo de la semana. No tengo un plazo definido al respecto”.

El artista Al-Azar ponderó el “constante apoyo” que ha recibido de su familia “en estos duros momentos”, que le toca atravesar.