Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 14:34

Artistas bolivianos piden con música la restitución de la cartera de Culturas

Más de una decena de organizaciones se movilizaron en La Paz tocando sus instrumentos, cantando y mostrando carteles exigiendo que la cartera de Culturas en el país vuelva a ser un ministerio.

Músicos, gestores culturales y distintos artistas participan en una protesta con sus instrumentos, máscaras y carteles para pedir al Gobierno boliviano transitorio que se restituya el Ministerio de Culturas este lunes, en La Paz (Bolivia). Este ministerio pasó a ser la semana pasada un viceministerio dependiente de la cartera de Educación. EFE
Músicos, gestores culturales y distintos artistas participan en una protesta con sus instrumentos, máscaras y carteles para pedir al Gobierno boliviano transitorio que se restituya el Ministerio de Culturas este lunes, en La Paz (Bolivia). Este ministerio pasó a ser la semana pasada un viceministerio dependiente de la cartera de Educación. EFE
Artistas bolivianos piden con música la restitución de la cartera de Culturas

Músicos, gestores culturales y distintos artistas realizaron este lunes una protesta con instrumentos, máscaras y carteles pidiendo al Gobierno que se restituya el Ministerio de Culturas, que la anterior semana pasó a ser un viceministerio dependiente de la cartera de Educación.

Más de una decena de organizaciones se movilizaron en La Paz tocando sus instrumentos, cantando y mostrando carteles exigiendo que la cartera de Culturas en el país vuelva a ser un ministerio.

Los manifestantes utilizaban barbijos, máscaras, sombreros de colores y algunos carteles con mensajes como "de mi indignación, nace mi movilización", "la cultura es la sonrisa con fuerzas milenarias", "cultura en emergencias", "nos cuidamos pero no callamos".

"Nos parece absurdo e indignante que se quiera anular tantos años de lucha para que el sector cultural sea reconocido y que puedan trabajar en políticas públicas", manifestó a Efe la gestora cultural Ivette Saravia.

La pasada semana, la presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció la supresión de los ministerio de Culturas y de Deportes, que dependerán de la cartera de Educación, y de Comunicación, que pasa a Presidencia.

Según Saravia, esta decisión "es la peor aberración", ya que se está "negando muchos años de lucha para que la gente entienda que lo cultural es importante".

Además sostuvo que con determinaciones de esta clase, la presidenta transitoria está "anulando" el trabajo de los artistas, que es uno de los rubros más golpeados por la cuarentena para evitar contagios de la COVID-19.

Una parte de la marcha se quedó en la plaza San Francisco en La Paz, porque no se les permitió avanzar, contó Saravia. 

Este mes, los artistas bolivianos reclamaron en redes sociales que se destituyera a la entonces ministra de Culturas Martha Yujra por la falta de apoyo a ese sector, que lleva paralizado más de 70 días por la emergencia sanitaria.

Los artistas también realizan protestas virtuales criticando la decisión de Áñez, con fotografías con el mensaje de "yo soy artista, no soy un gasto absurdo" y pidiendo que por un día se deje de compartir el trabajo de este sector para que se sienta su importancia.

Además cuestionaron que el Gobierno permitiera por unos días que las iglesias se abrieran con el 30 por ciento de aforo, pero no teatros, cines y otros locales de ocio y cultura con las mismas reglas de bioseguridad.

La supresión de ministerios se enmarca en una serie de medidas anunciadas por Áñez para ahorrar gastos y destinar más recursos a salud, que es cuestionada desde distintos sectores al trascender en cambio un aumento de fondos para departamentos como Defensa y Gobierno (Interior).

La cuarentena se ha flexibilizado en parte de Bolivia desde la pasada semana, en un intento de reactivar la economía, pero sigue estricta en regiones más golpeadas por el coronavirus, que ha provocado 465 fallecidos y 13.643 contagiado en el país, de unos once millones de habitantes, según datos oficiales.