Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de enero de 2021
  • Actualizado 09:09

Artistas de 11 países piden ser incluidos en Registro Plurinacional y una reunión con autoridades

Los artistas que se suman a esta petición provienen de 11 países (Argentina, Brasil, Cuba, Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, Colombia, Ecuador, España y Francia).
La actriz de nacionalidad argentina Vanesa Fornasari es una de las artistas que forma parte de la petición. Fotografía- Bruno Ruas
La actriz de nacionalidad argentina Vanesa Fornasari es una de las artistas que forma parte de la petición. Fotografía- Bruno Ruas
Artistas de 11 países piden ser incluidos en Registro Plurinacional y una reunión con autoridades

Unos 30 artistas extranjeros de diferentes disciplinas y nacionalidades, con permanencia definitiva en Bolivia, solicitaron formalmente ser incluidos en el Registro Plurinacional de Artistas y pidieron una reunión con autoridades el Ministerio de Culturas y Turismo. 

A través de una carta de amparo, demandaron el  reconocimiento de "Igualdad ante la Ley"‟ y de "No discriminación por Nacionalidad".

Los artistas perjudicados dicen que  buscan "poner en conocimiento la condición a la que nos enfrentamos toda vez que se alude en alguna medida o legislación (gubernamental y no gubernamental, pública o privada, institucional, asociativa, organizativa, sindical en independiente) la consideración referida a 'artistas bolivianos'" y no incorpora en su nominación a" artistas extranjeros con permanencia definitiva".

"Toda vez que se dice para 'artistas bolivianos', automáticamente (los extranjeros residentes permanentes) quedamos fuera, porque se nos homologa a los artistas extranjeros eventuales que llegan al país, hacen una función, (ofrecen) uno a dos conciertos y se van", explicó la actriz y directora de teatro, Marta Monzón, quien reside en La Paz.

Los artistas que se suman a esta petición provienen de 11 países (Argentina, Brasil, Cuba, Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, Colombia, Ecuador, España y Francia).

Al mismo tiempo indicaron que la exclusión de su sector surge a partir de la promulgación de la Ley N° 2206 de Exención Impositiva para Artistas Bolivianos, del 30 de mayo de 2001 y en su posterior reglamentación en el Decreto Supremo N° 1241 del año 2012.

"Esta omisión hace tácito el que seamos homologados a los artistas extranjeros que realizan sus espectáculos de manera eventual en el país por uno o dos días, a pesar de las diferencias especificadas tanto en la Ley de Migración N° 370 del 8 de mayo de 2013 y a su reglamento por medio del Decreto Supremo Nº 1923 del 13 de marzo de 2014, así como a las condiciones migratorias establecidas por la Dirección General de Migración del Estado Boliviano (DIGEMIG)" , detalla el manifiesto.

Los afectados solicitan que se les otorgue el Registro Plurinacional de Artistas, porque, revelaron, sin esa acreditación no son beneficiarios de medidas en la actual coyuntura sanitaria nacional a cargo del Ministerio de Culturas y Turismo y la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB). 

Tampoco pueden acceder a fuentes de trabajo; ni solicitar el uso de espacios municipales y nacionales; la exención del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto a Ias Transacciones  (IT); la eximición del pago del Impuesto a las Utilidades de Beneficiarios del Exterior (IUBE); el auspicio para exención impositiva que otorga el Ministerio de Culturas y Turismo o las Alcaldías para las presentaciones en espacios privados o independientes; el acceso a ayudas económicas de instituciones y organismos oficiales y privados, gubernamentales y no gubernamentales, entre otras.

"Somos independientes, autofinanciados, autosustentables, trabajamos durante meses para presentarnos algunos días, excepcionalmente accedemos a auspicios, ayudas o un salario fijo, la mayoría nos constituimos en grupos, bandas o compañías, donde los roles son múltiples, intermitentes e intercambiables. Tampoco tenemos acceso a seguridad social, vacaciones, aguinaldo y jubilación", añaden los artistas.

De esta manera, quienes firman la carta pretenden exponer sus argumentos ante las autoridades pertinentes del Ministerio de Culturas y Turismo, basados en la recopilación de los principales instrumentos jurídicos nacionales e internacionales que justifican sus demandas.