Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de enero de 2021
  • Actualizado 01:32

El arte pierde millones de euros por la vertiginosa caída del turismo

Los confinamientos, las restricciones internacionales de movimiento y los aforos reducidos han dado al traste con todas las previsiones de 2020, y 2021 no se presenta mucho mejor.

Una valla impide el acceso a las pirámides del Louvre de París. EFE
Una valla impide el acceso a las pirámides del Louvre de París. EFE
El arte pierde millones de euros por la vertiginosa caída del turismo

Museos vacíos y yacimientos arqueológicos desiertos: 2020 ha dado la vuelta a los museos y los yacimientos arqueológicos. Las aglomeraciones y el bullicio han dado paso al mutismo y con él a millones de euros en pérdidas en un año nefasto para el sector.

Durante meses ni un alma ha pisado Machu Pichu, el Partenón, la Gran Muralla, la Capilla Sixtina o las galerías del Louvre; museos y emblemáticos yacimientos de todo el mundo dicen adiós a un 2020 en el que han visto esfumarse todas sus previsiones.

Hace justo un año, la situación era diametralmente diferente. Muchos museos y yacimientos arqueológicos superaban en los primeros meses del año sus previsiones, como el Louvre parisino y el Prado madrileño, que registraron más público que en el ejercicio anterior aupados por caras macroexposiciones.

Los confinamientos, las restricciones internacionales de movimiento y los aforos reducidos han dado al traste con todas las previsiones de 2020, y 2021 no se presenta mucho mejor. Actualmente más de la mitad de los museos europeos están cerrados desde la segunda ola cuando el mundo se ve amenazado por una tercera.

EFE repasa la situación de los más emblemáticos enclaves históricos y centros de arte del mundo.

ITALIA

Italia, uno de los países con más atractivos culturales y también uno de los más azotados por la pandemia, ha visto como en 2020 algunos de sus atracciones más emblemáticas ha sustituido las masas de turistas internacionales por un puñado de visitantes, casi siempre nacionales.

El Coliseo, uno de sus emblemas, ha sufrido una pérdida de 5 millones de visitantes en 2020 y ha ingresado 50 millones de euros menos. En 2019 lo pisaron 7,5 millones de personas (20.000 de media al día), y obtuvo unos ingresos de 53,5 millones de euros.

Idéntico descalabro han sufrido los Museos Vaticanos, que han perdido el 90% de sus ingresos. De 7 millones de euros y 6,75 millones de visitantes en 2019 han pasado a 1,3 millones de visitas y cerca de 700.000 euros un año después, una caída del 90%.

Italia cerró todos sus centros de arte y museos durante la primera ola y volvió a hacerlo con motivo de la segunda, por lo que actualmente están cerrados.

LA TATE

Los cuatro museos de la Tate recibieron en 2020 solo un millón de visitantes, una octava parte que en 2019. Este descalabro se traduce en unas pérdidas de ingresos propios de unos 56 millones de libras (62 millones de euros).

La institución ha anunciado que tendrá que reducir un 12% de su plantilla (unos 120 empleos) para "sobrevivir a la crisis", algo que también han anunciado otros grandes museos como el Guggenheim de Nueva York. El camino de la recuperación “será largo", asegura su directora, Maria Balshaw, que cree que el turismo de Londres no volverá a alcanzar niveles previos "hasta 2024 o 2025".

ATENAS, LA ACRÓPOLIS

La imponente Acrópolis ha corrido similar suerte que otros yacimientos, las masas de turistas desaparecieron con el confinamiento y con la repertura no volvieron. Según la Autoridad Estadística Helénica (Elstat), el sitio arqueológico recibió 374.520 visitantes de enero a julio, una caída del 81,5% respecto al mismo periodo de 2019, los ingresos se han reducido en sintonía, a 3,2 millones de euros, un 88,3% menos.

El Museo de la Acrópolis, ubicado a los pies de la colina, registro datos parecidos: en los siete primeros meses de 2020 dio la bienvenida a 218.406 visitantes (78,9% menos) y unos ingresos de 665.548 euros (87,2% menos).

NUEVA YORK

El Museo Metropolitano de Nueva York, el más grande de EE.UU., calcula que sus pérdidas del año pasado serán de unos 150 millones de dólares (unos 122,4 millones de euros). En el año fiscal de 2020 (que abarca de 2019 a junio de 2020), la cifra de visitantes disminuyó a 4,1 millones, frente a los 6,3 del periodo anterior.

El director del museo, Max Holloin, reconocía a EFE en agosto, cuando reabrió el museo, las dificultades a las que hacía frente la institución. Reabría con un aforo del 25 por ciento: “No creo ni que lleguemos a eso", confesó, ante la falta de visitantes foráneos.