Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 17 de enero de 2020
  • Actualizado 21:27

CINE

Actriz: ‘Mi personaje le da continuidad a Mi Socio’

Romaneth Hidalgo le da vida a Camila, una de las protagonistas de la cinta que llega el 12 de marzo.
La actriz Romaneth Hidalgo con los actores David Santalla y Gerardo Suárez en las imágenes promocionales de “Mi Socio 2.0”.
La actriz Romaneth Hidalgo con los actores David Santalla y Gerardo Suárez en las imágenes promocionales de “Mi Socio 2.0”.
Actriz: ‘Mi personaje le da continuidad a Mi Socio’

La debutante actriz Romaneth Hidalgo es quien le da vida al nuevo personaje de Camila en la secuela de Mi Socio. Según palabras de la intérprete, es quien “le da un giro y continuidad a la historia que todos conocemos, la de Vito y Brillo recorriendo el país”. 

Camila encarna a la hija de Vito (David Santalla), quien busca a Brillo (Gerardo Suárez) para poder reencontrase con su padre, alertándolo de una amenaza del pasado que vuelve. Se repite el simbólico recorrido de oriente a occidente del país.

“Camila viene a descolocar la vida de Brillo y a reencontrarse con su padre. Es madre, pero muy independiente, de carácter fuerte y a la vez sensible. Durante la película es la que acompaña al coprotagonista en una búsqueda interna y externa, movida por el deseo de ayudar a su padre y también por ese anhelo de curiosidad e independencia. Y, claro, mi personaje es la antítesis de Brillo, si hablamos de personalidad y carácter”, comenta Hidalgo, quien dice tener mucho en común con su personaje. 

Hidalgo persiguió desde pequeña la carrera de actriz, sin embargo, la ausencia de una formación, o su irregularidad, en esta especialidad no se lo permitieron. Estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad Católica Boliviana de Santa Cruz. Trabajó durante más de siete años en televisión.

Dice que llegar a Mi Socio 2.0 fue “un regalo”. Pasó por unos tres procesos de casting antes de ser la elegida. De ahí, trabajar con Agazzi, Santalla, Suárez, Hugo Pozo y Ariel Vargas se convirtió en “una verdadera escuela” de la que aprendió mucho, principalmente del cineasta italoboliviano. 

“Agazzi tiene un humor tan ácido que quema, pero a mí me encanta quemarme. Es un ícono del cine, un tipo que la tiene clarísima, tiene todo dibujado en su cabeza y eso hace que el trabajo de actor sea muy llevadero”, refiere. 

De la misma manera, rescata el trato de Santalla y Suárez, quienes la hicieron sentir como “alguien especial” y de los que aprendió mucho. “De David resaltó su fortaleza y energía que no le quitan lo sencillo y lo humilde, y de Gerardo un hombre de corazón puro, paciente, me trató como si fuera una actriz de verdad”. 

Otra de las trabas por las que tuvo que pasar Hidalgo fue aprender a manejar un camión. “Los viajes en carretera parecían complicados, pero era solo cuestión de subirse y todo marchaba por su propio peso, manejar ese auto es una experiencia maravillosa”, afirmó.

Hidalgo espera continuar con su carrera de actriz y darle una base académica estudiando en el exterior en 2021. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad